Ir a contenido

LAS SOMBRAS DEL MANDATO ANTERIOR

Adjudicaciones a dedo

La fiscalía investiga los contratos que el exdirector general de Barcelona Regional Willy Müller concedió a un exsocio

La agencia pública benefició también a Pere Pujol Ferrusola

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Puede que el nombre de Barcelona Regional no le diga nada al barcelonés medio, pero la agencia pública ha sido el pilar básico del urbanismo de la capital catalana desde los Juegos Olímpicos y el principal planificador de sus grandes infraestructuras. La empresa siempre estuvo presidida por el alcalde de turno. Fue así hasta la llegada de Xavier Trias (CiU), quien delegó en su teniente de alcalde de Hábitat Urbano, Antoni Vives, que a su vez nombró director general a Willy Müller. Ahora, la fiscalía investiga algunos de los contratos adjudicados por este a dedo, mientras la actual alcaldesa, Ada Colau, ha vuelto a tomar las riendas de la agencia.

1. Dos encargos a un exsocio de Müller por 22.500 euros

Los encargos bajo sospecha se destaparon cuando EL PERIÓDICO y el fiscal Emilio Sánchez Ulled recibieron un mismo anónimo que detallaba las supuestas irregularidades en la gestión de Müller. Este diario comprobó que el alto cargo había adjudicado a dedo dos contratos a Antonio Herrero Bergés. Ambos habían sido socios en dos compañías ya extinguidas. El primer encargo, adjudicado en octubre del 2012, era un estudio sobre la adecuación de usos y explotación del Port Olímpic, por un importe de 4.500 euros. El segundo correspondía al estudio de la adecuación de los hangares del puerto para emplazar la exposición 'From the Seafront to the Waterfront'. En este caso, la cuantía ascendía a 18.000 euros, el límite que marca la ley para no tener que convocar un concurso público. El fiscal Sánchez Ulled envió el pasado 15 de junio a la policía a la sede de Barcelona Regional para exigir estos y otros expedientes de adjudicación.

2. Colau precipita el relevo de la cúpula y toma el mando

El mismo día en que EL PERIÓDICO publicó que Willy Müller había adjudicado dos contratos a su antiguo socio, la nueva alcaldesa, Ada Colau, precipitó el relevo en la cúpula de la agencia pública, que se hubiera producido de todos modos como consecuencia del cambio de color político en el ayuntamiento. Colau, además, decidió no imitar a su predecesor y asumió días después en persona la presidencia de Barcelona Regional. Además, el consistorio abrió un expediente informativo interno para determinar cómo se habían producido las contrataciones de la entidad.

3. Sobrecostes en una exposición sobre el litoral barcelonés

El pasado marzo, a dos meses de las municipales, Xavier Trias inauguró una magna exposición para dar cuenta de lo que había pasado con su proyecto urbanístico estrella, el Blau@Ictinea, el nuevo barrio que pretendía construir en el muelle del Morrot. El pomposo montaje para dar cuenta de los avances producidos en este terreno obligó a Barcelona Regional a admitir que había costado 350.000 euros, una cantidad muy alejada de las modestísimas primeras cifras apuntadas. Pero el coste todavía fue mayor. El nuevo ayuntamiento de Colau acabó situando el coste real en 518.818,88 euros, es decir, el 50% más de lo declarado en su día por Müller. En la factura se incluía el contrato que el entonces director de BR dio a su exsocio Antonio Herrero Bergés por una cuantía de 18.000 euros y que investiga la fiscalía. El grupo municipal de CiU negó sin embargo la mayor. Dijo que no se había ocultado ningún sobrecoste y justificó el desvío del presupuesto en tres elementos: las reformas efectuadas en el espacio por cuestiones de seguridad, la petición del puerto de incluir en la muestra un apartado sobre su plan estratégico y la incorporación de una exposición fotográfica.

4. Adjudicación a un hijo de Pujol al poco de ganar Trias

Pere Pujol Ferrusola, el cuarto hijo del 'expresident' Jordi Pujol, logró en un tiempo récord hacerse con contratos de Barcelona Regional. En mayo del 2012, solo tres meses después de haberse presentado en la agencia, su empresa Entorn, SA consiguió una primera adjudicación por valor de 36.000 euros. Xavier Trias llevaba apenas 10 meses como alcalde. Hasta el 2015, la sociedad de ingeniería ambiental creada en 1993 por el vástago del fundador de CDC logró en total cuatro adjudicaciones -una por año- por un importe global de más de 140.000 euros.