Ir a contenido

CAMBIOS EN EL CONSISTORIO

La diputada electa de Ciutadans Sonia Sierra tiene un año para dejar de ser concejal de BCN

La edila será sustituida por Koldo Blanco, que era el número seis en las municipales

CRISTINA BUESA / BARCELONA

La diputada electa de Ciutadans Sonia Sierra tiene un año para abandonar el Ayuntamiento de Barcelona una vez se haya constituido el Parlament. Sierra, que iba de número cinco en la lista encabezada por Inés Arrimadas, es concejala desde las elecciones de mayo y ocupaba el número dos en la candidatura de Carina Mejías.

Fuentes del partido naranja han informado que una vez haya tomado posesión de su acta de diputada (que como máximo será el 26 de octubre), la concejala tendrá un plazo de 12 meses para trasladar sus expedientes y responsabilidades a los compañeros del ayuntamiento que decidan.

SOLO UN SUELDO

Con la doble responsabilidad, Sierra deberá elegir una de las dos, ya que lo marca la ley, con lo que abandonará el ayuntamiento, siendo sustituida por Koldo Blanco, que iba de seis en las elecciones de mayo. Las mismas fuentes han subrayado que el código ético de la formación marca que debe de pasar un año entre un cargo y otro.

Así que en el tiempo que la concejala necesite para traspasar sus competencias a otros ediles, únicamente recibirá la remuneración del Parlament.

SEGUNDO CAMBIO EN MESES

Con este será el segundo cambio en el plenario barcelonés después de que en septiembre el concejal de CiU Antoni Vives abandonara la vida política activa. Precisamente este lunes tomó posesión como edil del partido Raimond Blasi para sustituirle.