Ir a contenido

26 empresas recurren la moratoria de hoteles en Barcelona

El TSJC ha admitido a trámite la mayoría, entre ellos, uno de Núñez y Navarro

Turistas con maletas en el centro de Barcelona.

Turistas con maletas en el centro de Barcelona. / FERRAN SENDRA

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha recibido hasta ahora 26 recursos de diferentes constructoras y empresas del sector del hospedaje contra la moratoria de alojamientos turísticos acordada por el Ayuntamiento de Barcelona, varios de los cuales piden la suspensión del decreto.

Según han informado fuentes judiciales, desde que el pasado mes de julio el ayuntamiento gobernado por Ada Colau acordara suspender la concesión de licencias de alojamientos turísticos, empresas vinculas al sector inmobiliario y del hospedaje han interpuesto 26 recursos contenciosos-administrativos para pedir al TSJC que anule el decreto municipal.

Varios de esos recursos solicitan al TSJC que, de forma cautelar, acuerde la suspensión de la moratoria mientras resuelve si anula el recurso, un proceso que puede demorarse todavía varios meses.

La mayoría de recursos han sido presentados por empresas inmobiliarias, como Núñez y Navarro, así como por sociedades o consultoras vinculadas al sector del hospedaje y el turismo.

El TSJC ha admitido ya a trámite la mayoría de recursos presentados, pero todavía no ha decidido si suspende la moratoria, dado que antes de acordarlo debe dar traslado a las partes -incluido el consistorio barcelonés- para que formulen las argumentaciones que crea oportunas sobre la petición planteada.

Por el momento, la sala tercera contencioso-administrativa del TSJC, que resolverá los recursos, ha hecho público el decreto de admisión a trámite de los mismos para emplazar a personarse a las personas que puedan resultar afectadas por la moratoria o tengan "interés directo, profesional o económico" en el asunto.

EL AYUNTAMIENTO NO SE PRONUNCIARÁ

El Ayuntamiento de Barcelona ha asegurado este miércoles que se pronunciará sobre los recursos contra la moratoria a la concesión de licencias de alojamientos turísticos "cuando termine el plazo para poderlos presentar", que es de dos meses aunque descontado el mes de agosto porque judicialmente no se considera hábil.

El objetivo de la moratoria, según el gobierno municipal, es abrir un proceso de reflexión sobre el modelo turístico de la ciudad y aprobar en el primer trimestre de 2016 una primera propuesta del Plan Especial de Regulación de Alojamientos Turísticos.