26 sep 2020

Ir a contenido

PRIMER VIAJE EXTERIOR DE LA REGIDORA

Colau visita a los asilados sin apoyo de la oposición

La alcaldesa viaja a Alemania para ver cómo se gestiona la acogida de refugiados

Trias se disculpa por el coste y PP y C's ven el desplazamiento «frívolo e innecesario»

El pleno municipal del viernes sirvió para confirmar hasta qué punto estos protocolarios actos municipales pueden alargarse en demasía para terminar en casi nada. También para evidenciar que Ada Colau adolece de una cierta soledad política, habida cuenta de las peticiones de diálogo que llegaron desde todas las bancadas. La alcaldesa inicia hoy un viaje a Alemania para conocer de primera mano cómo se está realizando la acogida de los refugiados en este país. Y quizás como rechazo a su manera de hacer, a esa mano tendida que se echa de menos, ningún líder de la oposición ha accedido a la invitación de acompañarla.

Colau estará hoy y mañana en Leipzig junto con el coordinador del plan Barcelona Ciudad Refugio, Ignasi Calbó, y la directora de Emergencias, Isabel Ferrer. Según un comunicado municipal, la  jornada tendrá un carácter «institucional, técnico y de ciudad», e incluye una reunión con el alcalde de la ciudad, Burkhard Jung, y la visita a un centro de recepción de asilados. El viernes, ya sin la alcaldesa, los técnicos recalarán en Múnich para conocer de primera mano el dispositivo de la capital de Baviera. A pesar de que Barcelona no es competente en materia de refugiados, ni tan siquiera lo es la Generalitat, sino el Gobierno, la alcaldesa quiere aprender de la experiencia de otras regiones a las que ya han llegado personas procedentes del conflicto de Siria.

DISTINTOS TALANTES / La oposición ha rechazado la invitación de la alcaldesa con mayor o menor contundencia dialéctica. Desde CiU, Xavier Trias agradeció el gesto -este es «un tema de ciudad compartido», dijo- y disculpó su ausencia por el elevado coste del viaje, que debe ser aprovechado «por las entidades especializadas». «Creo sinceramente que no se entendería demasiado que esto se convirtiera en un viaje participado por mucha gente del ayuntamiento», resumió el exalcalde, en una carta remitida a la líder de Barcelona en Comú. Por parte de ERC, Alfred Bosch alegó cuestiones de agenda. Los socialistas se abstuvieron de volar, según un portavoz, porque no se les ha facilitado el programa del viaje anunciado hace tres semanas.

Carina Mejías (Ciutadans) lo rechazó por considerar que se trata de un viaje «innecesario que solo busca hacerse la foto» y defendió que el trabajo debe hacerse desde la capital catalana. Alberto Fernández Díaz (PP) tachó de «frívolo y precipitado» el desplazamiento a Alemania e instó a cambiar la misión por una reunión con la oposición, la Generalitat y el Gobierno. La CUP cedió su asiento a una entidad, pero al no ser cargos electos, se rechazó la propuesta. La delegación municipal viajará con un equipo de la televisión y la emisora de radio del ayuntamiento, BTV y Barcelona FM.