Ir a contenido

TURISMO DE ALTO PODER ADQUISITIVO

El paseo de Gràcia suma el 29% del lujo en España

BCN en conjunto supone la mitad de las ventas del comercio más elitista del país

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Las joyerías y 'boutiques' del paseo de Gràcia de Barcelona concentran el 29% de todas las ventas de artículos de lujo que se producen en España. La conocida como Milla de Oro de Madrid, en el barrio de Salamanca, alcanza, por su parte, el 16% de ese comercio de marcas del más alto nivel. Las dos capitales suman así hasta el 45% del total de las ventas realizadas por los turistas extracomunitarios, unos visitantes que gastan hasta 10 veces más que los turistas europeos, según un estudio hecho por Global Blue, el primer operador internacional de Tax Free, el sistema de compras con devolución del IVA.

A parte del gran volumen que se registra en la vía barcelonesa, estos datos revelan que España es el único estado europeo que cuenta con dos ciudades en el circuito considerado como de las 'siete maravillas del shopping'. Madrid y Barcelona son, junto a París, Londres, Viena, Milán y Múnich,

los destinos preferidos de los visitantes de alto poder adquisitivo, que encuentran en las compras el principal atractivo turístico y que hacen de su estancia una de las visitas más rentables para los comerciantes.

Teniendo en cuenta la ciudad en su conjunto, Barcelona se alza como el principal destino turístico de compras de lujo, según Global Blue, al contabilizar casi la mitad de las ventas efectuadas a visitantes de fuera de la Unión Europea. Por su parte, Madrid registra un 39% del total de ese comercio.

Preferencias

Ambos destinos logran atraer conjuntamente la atención de turistas de nacionalidad china que, con un tíquet medio de caja cercano a los 1.000 euros por acto de compra, caen rendidos ante la joyería y la relojería. Además, según los datos de Global Blue, los norteamericanos y sudamericanos se decantan por Madrid, mientras que los rusos y asiáticos prefieren Barcelona.

Los turistas más rentables son los chinos, que han subido el 90%, seguidos de los argentinos, 84%, y de los norteamericanos, 58%. En cambio, los rusos, por la devaluación del rublo y la crisis rusoucraniana, han registrado un descenso del 25%.

0 Comentarios
cargando