ocio. UN BAILE QUE NO HACE VACACIONES

Swing, también en agosto

El swing en Barcelona no se detiene nunca. Mantiene un calendario con tantas propuestas que, si se quiere, se puede practicar los siete días de la semana.

’Clandestino’ de swing, el pasado lunes, junto a la playa de Sant Miquel, cerca de los cubos de la Barceloneta.

’Clandestino’ de swing, el pasado lunes, junto a la playa de Sant Miquel, cerca de los cubos de la Barceloneta. / ÁLVARO MONGE

Se lee en minutos

BLANCA ESPACIO / BARCELONA

El swing aterrizó en Barcelona con el cambio de milenio. Su boom coincidió con los años de la crisis. ¿El motivo? Es alegre, contagia buen rollo, invita a conocer gente y resulta barato. Ahora mantiene posiciones gracias a una legión de seguidores leales a sus distintas variantes -con el lindy hop en cabeza- que siguen bailando también en agosto. Porque el swing en Barcelona no cierra por vacaciones.

Los clandestinos son las citas más divertidas. Son jams gratuitas al aire libre, con música pinchada, que buscan fomentar la dimensión social y lúdica de este baile. Los organiza la asociación BCNswing los lunes, miércoles y viernes (de 20.00 a 22.00 h) en la Barceloneta, cerca de la torre de cubos. «Tienen mucho éxito -dice David de la Fuente, presidente de BCNswing-. En días malos acuden medio centenar de personas, pero normalmente somos más de 150». Muchos son barceloneses, pero también hay muchos turistas que descubren el encuentro mientras pasean. «Son un estupendo reclamo para el swing, porque mucha gente se acerca a preguntar y acaban siendo lindy hoppers», añade De la Fuente.

BCNswing es una entidad pionera en la promoción de este baile. Se creó en el año 2000, tiene más de 400 miembros y convoca festivales de prestigio, como el Barcelona Lindy Exchange, que se hará del 17 al 20 de septiembre. De la Fuente calcula que en la ciudad hay más de 4.000 bailarines, cinco escuelas y muchos cursos en entidades de todo tipo. Una implantación que deja su huella en unas fechas tan difíciles como los últimos días de agosto, cuando el swing mantiene su frenesí.

SEMANA / Hoy toca clandestino en la Barceloneta. Mañana, jueves, hay dos propuestas que organiza Swingmaníacs, una de las escuelas más conocidas de la ciudad. La primera es otro clandestino junto al mar, esta vez en la rambla del Poblenou con el paseo Calvell (20.00 h). Y una jam en el primer piso del Teatreneu, con suelo de parquet y música DJ. (Terol, 26. De 22.00 a 1.00 h. 5 euros).

El programa del viernes es más apretado. Para empezar, baile en la playa de Castelldefels, junto al chiringuito Al Pairo (paseo Marítim, 283. De 18.30 a 23.00 h), con clase de Aitor Leniz (20.00 h) y música de Justswing DJ. Organiza la escuela Lindyhop.cat. A las 20.00 h, de nuevo el clandestino de la Barceloneta, que los viernes alarga sesión hasta la medianoche con una jam de blues en la plaza del Mar (22.00 h). Y para finalizar, otra jam, pero esta vez en un local del Raval, el de la escuela Spank de baby (Vistalegre, 18. 22.00 h. 4 euros. Gratis antes de las 22.30 h).

El baile del Raval repite la noche del sábado, en el mismo lugar y a la misma hora, aunque con más shag y blues. El domingo, la movida se traslada a la plaza de la Virreina de Gràcia con la música de los disyoqueis de Ballaswing (de 12.00 a 14.30 h).

Noticias relacionadas

La lista no incluye el baile dominical del parque de la Ciutadella porque se realiza cada 15 días y su siguiente cita es el 6 de septiembre.

Ver: bcnswing.org/swingmaniacs.com/ y ballaswing.cat.