Ir a contenido

Los Vendrell, dos siglos dedicados a la joyería

La familia Vendrell abrió la primera tienda en 1840 y hace siete generaciones que se dedica a la joyería en Barcelona

La familia Vendrell es la propietaria de la Unión Suiza, uno de los comercios más emblemáticos de la avenida de la Diagonal. Antes de llegar a la Diagonal, sin embargo, este negocio pasó por diferentes núcleos comerciales de la ciudad desde que en 1840 abrió la primera tienda al lado de la parroquia del Carme, en Ciutat Vella.

Más tarde, la familia trasladó el negocio a Sants, y después de algunas generaciones, a otros lugares como la calle Ample, la calle del ospital o la Rambla. Siempre buscando los núcleos más comerciales de la ciudad.

Finalmente, junto con otras familias, como los Comella, de  Granges Catalanes, apostaron por la Diagonal como eje comercial y se instalaron en el número 482. Esto fue después de la Guerra Civil.

Ahora la joyera sigue el mismo edificio. Hace un año reformaron la planta noble para ampliar la tienda. En este piso vivió Francesc Macià durante la Guerra Civil y se ha mantenido, incluso, el parqué original. Pero lo que más destaca es la decoración de los techos. 

"Hay mucha gente que sólo viene para ver la tienda, el edificio, que es una pequeña joya de Barcelona que nos gusta que los ciudadanos quieran ver", explica Lluís Vendrell, sexta generación de joyeros.

Las primeras marcas catalanas de relojes

Los Vendrell crearon las primeras 2 marcas de relojes de Catalunya y España: Kronos y Duward. Esto, según explica Lluís Vendrell: "Fue porque mi abuelo, a principios del siglo XX, comenzó a ir a Suiza para importar las grandes marcas de allí".

En 1930, sin embargo, registraron sus propias marcas e inauguraron una fábrica de relojes en Suiza, en La Chaux de Fonds, donde trabajan unas 400 personas.