DELINCUENCIA ARMADA EN BCN

El herido de bala de la Rambla es un peligroso fugitivo holandés

Jori Sven V. Z. tiene una orden de búsqueda tras participar en un tiroteo en Eindhoven

Los Mossos detienen al hombre, que hace dos años fue acusado de asesinar a su mujer en Rotterdam

Vídeo de abril del 2014 que muestra al detenido y a su banda motera, No Surrender, en plena acción / VÍDEO: YOUTUBE / OPSPORING VERZOCHT

2
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / BARCELONA

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana al hombre herido de bala en la trifulca del martes por la tarde frente al hotel Silken de Barcelona, a escasos metros de la Rambla. Tras comprobar que el pasaporte belga que llevaba encima era falso, todos los primeros indicios que recopilaron los investigadores en los primeros momentos apuntaban a que se trataba de un hombre de nacionalidad rusa.

Así lo ha publicado en su edición de este jueves este diario y así lo manifestó el propio 'conseller' de Interior, Jordi Jané, en una comparencencia ante los medios de comunicación que realizó en Lleida.

La investigación se centró en esa línea, aunque en los atestados de los investigadores se advertía desde el primer momento que los datos estaban "a la espera de la confirmación oficial".

ORDEN DE LA INTERPOL

Finalmente, este jueves por la mañana, la policía científicia de los Mossos d'Esquadra ha confirmado mediante huellas dactilares que se trata de un ciudadano holandés de 26 años, Jori Sven V. Z., sobre el que pesa una orden europea de búsqueda y captura cursada por la Interpol por su implicación el año pasado en un tiroteo en Eindhoven.

El detenido es uno de los cabecillas del grupo de moteros holandés No Surrender, un banda con un larguísimo historial de actividad criminales que van desde el tráfico de armas y estupefacientes, al blanqueo de capitales y otros delitos menores como el allanamiento de morada, la extorsión y los robos con violencia.

La detención de Jori Sven V. Z. se realizó en el mismo hospital Clínic de Barcelona, en el que ingresó el martes por la tarde herido de bala y en el que fue operado el miércoles por la noche tras una complicación. Los investigadores no le han podido tomar declaración todavía. Y prosigue la búsqueda del autor de los disparos el martes, a las puertas del hotel Silken de la calle del Pintor Fortuny de Barcelona.

MÁXIMO INTERÉS POR LA POLICÍA HOLANDESA

La policía holandesa ya ha mostrado su máximo interés por el detenido, con una larga lista de antecedentes en su país, y que hace dos años fue acusado incluso del asesinato de su mujer en Rotterdam. El jurado absolvió al hombre por falta de pruebas y se determinó que la mujer se había suicidado, aunque la madre de esta ha reclamado que se repita el juicio porque sigue creyendo en la responsabilidad del motero.

El escenario de investigación ha cambiado completamente. A falta de comprobar qué hacía Jori Sven V. Z. en  España, concretamente en Barcelona, se trabaja en la hipótesis de que los disparos fueran una venganza por el tiroteo, en el que no hubo heridos, y huyó precipitadamente. Ese incidente fue grabado en vídeo por unas cámaras de seguridad de la casa en la que se produjo el tiroteo y que han sido ampliamente difundidas en los medios de comunicación holandés. De hecho, en varios programas de televisión en los que se solicita la colaboración ciudadana aparecía el rostro de Jori Sven V. Z. como un fugitivo "muy peligroso". Veterano de la guerra de Afganistán, sus conocidos aseguran que lastraba las secuelas de su participación en el campo de batalla. 

Noticias relacionadas

El octubre del año pasado tres miembros de los No Surrender se alistaron a las filas de los peshmerga kurdos que luchan contra los yihadistas en el norte de Iraq. El líder de la No Surrender, Klaas Otto, aseguró que tres miembros de su banda se habían unido a la lucha en la ciudad de Mosul, en el norte de Iraq. Y explicó que todos tienen formación militar y que han servido en el extranjero en el pasado.