DÉFICIT DE INFRAESTRUCTURAS

Colau considera que la lanzadera a El Prat no es una prioridad

La alcaldesa lamenta que Fomento no le comunicara el inicio de los trabajos

La alcaldesa de Barcelona preside el primer pleno, el viernes.

La alcaldesa de Barcelona preside el primer pleno, el viernes. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

CRISTINA BUESA / BARCELONA

La alcaldesa de Barcelona cree que las prioridades en materia de infraestructuras no están en el tren al aeropuerto sino en otros proyectos. Ada Colau se quejó este lunes de que la ministra de FomentoAna Pastor, anunciara el inicio de las obras de la lanzadera a El Prat sin haberlo consensuado previamente con el ayuntamiento. Tras años en los que las administraciones (los ayuntamientos del área metropolitana pero sobre todo la Generalitat) se han desgañitado para que el ministerio construyera un transporte competitivo que enlazara la concurrida T-1 con el centro de la ciudad, ahora Colau opina que antes de esto habría que invertir en otros, como los accesos ferroviarios al puerto, la red de Rodalies o la adecuación de la estación de la Sagrera y su entorno.

"La capital de Catalunya tiene en estos momentos muchas cuestiones pendientes más urgentes y más prioritarias en materia de infraestructuras", se quejó la alcaldesa a través de un comunicado. Y a continuación citó otros trabajos igualmente reivindicados durante lustros y que han sufrido el olvido político y presupuestario de gobiernos de todos los signos de Madrid.

"UNA DE LAS GORDAS"

La reacción de Colau se producía pocas horas después de otra visita de la ministra de Fomento a Catalunya. En la fábrica Siemens de Cornellà del Llobregat, Pastor hizo un nuevo anuncio de calendario: fijó para el miércoles el inicio de las obras del tren lanzadera al aeropuerto. Las últimas previsiones (de este año) eran que comenzaran en abril, luego en junio y finalmente en julio. "Ese gran proyecto es una realidad, tiene su presupuesto y es algo que no se debería haber parado nunca", opinó la responsable de Fomento en referencia al freno en la inversión como consecuencia de la crisis.

Pastor sostuvo que este tren es una de las últimas infraestructuras "gordas" que quedan pendientes en Catalunya después de lo que calificó de "importante" desembolso realizado en los últimos años por la administración central. El tren tiene un presupuesto de 200 millones de euros y transportará entre siete y nueve millones de pasajeros entre la T-1 y las estaciones de Sants y Passeig de Gràcia en 17 y 23 minutos.

PENDIENTES DE UN ENCUENTRO

Noticias relacionadas

La alcaldesa confió en poder mantener un encuentro próximamente con la ministra para así abordar los temas pendientes pero no ocultó su "sorpresa" por el hecho de que el ministerio hiciera el anuncio a los medios de comunicación antes de informar previamente al ayuntamiento.

En lo que a los accesos ferroviarios al puerto se refiere (que Colau  sí  cree prioritarios), la ministra volvió a dar largas, esta vez achacándolo a motivos "técnicos" ya que Ferrocarrils de la Generalitat y Adif se deben coordinar. Por esta razón la licitación no se firmará hasta que no se hayan resuelto estos encajes.