Ir a contenido

Por unos horarios más sensatos

Se cumple un año de la firma del Pacto del Tiempo, promovido por el ayuntamiento

Darío Reina / Barcelona

Uno de los objetivos del Pacto del Tiempo es hacer compatible el tiempo de trabajo con el tiempo de la vida cotidiana.

Uno de los objetivos del Pacto del Tiempo es hacer compatible el tiempo de trabajo con el tiempo de la vida cotidiana.

En una sociedad como la nuestra, el tiempo es uno de los bienes más preciados. Y esta no es solo una frase poética. Es una realidad que, a efectos prácticos, afecta a muchas personas, que ven como sus extensas jornadas laborales son incompatibles con otras facetas, como involucrarse en la educación de sus hijos, atender a las personas mayores a su cargo, formarse, relacionarse con los demás, divertirse, descansar o, sencillamente, reservar un espacio para uno mismo.

Es por eso que, desde el 2004, el Ayuntamiento de Barcelona inició una serie de contactos que culminaron, hace ahora un año, con la firma del Pacto del Tiempo, que cuenta, por el momento, con más de 200 adhesiones, entre las que figuran numerosas entidades y asociaciones.

Los objetivos de este pacto son sensibilizar sobre la necesidad de conciliar los tiempos para mejorar la calidad de vida y la sostenibilidad; trabajar conjuntamente con las empresas y entidades de la ciudad para hacer compatible el tiempo de trabajo con el tiempo de la vida cotidiana; adaptar los horarios y usos de los equipamientos y servicios a las necesidades de las personas; diseñar el espacio urbano y planificar la movilidad priorizando la mejora del bienestar cotidiano; y proporcionar información de una manera accesible y potenciar la administración electrónica.

De esta forma, y mediante el impulso de medidas concretas, aplicables y transformadoras (aunque sean de pequeño alcance), tanto el ayuntamiento como el resto de organizaciones adheridas, han empezado a demostrar que, en nuestra sociedad, otra organización del tiempo es posible.

ACCIONES MUNICIPALES

Entre las acciones puestas en marcha por el consistorio está el programa Temps per tu, dirigido a los cuidadores de personas con dependencia o discapacidad, para que dispongan de tiempo libre durante los fines de semana y no vean desaparecer su vida social o participativa, mientras las personas dependientes realizan actividades lúdicas grupales, adaptadas a sus necesidades en equipamientos próximos al domicilio.

El Sistema Inteligente de Monitorización de Alertas Personales (Simap) permite, a través de la red de telefonía móvil y de un dispositivo de gps, la localización remota permanente de personas con un deterioro cognitivo leve o moderado. De esta forma, se dota de mayor autonomía a las personas que, por ejemplo, tienen síntomas de alzhéimer, y proporciona a sus familias el apoyo para vivir esta experiencia con más tranquilidad.

Se ha puesto en marcha un proyecto piloto en el mercado de la Guineueta (con voluntad de hacerlo extensible a otros barrios) que organiza espacios para que los niños jueguen mientras los padres compran. También se fomenta entre los niños el intercambio y el conocimiento de la diversidad cultural a través de la alimentación saludable.

El servicio de salas de estudio nocturnas –dirigido especialmente a los jóvenes de la ciudad– es otro ejemplo de adaptación de los horarios y usos de los equipamientos y servicios de Barcelona a las necesidades de las personas. La capial catalana dispone actualmente de ocho salas permanentes y otras 20 que se ponen en marcha de forma puntual (especialmente coincidiendo con la época de exámenes).

En septiembre del año pasado se puso en marcha la Oficina de Atención a la Empresa (OAE), con el objetivo de facilitar la actividad económica, centralizando las gestiones administrativas y ofreciendo servicios de acompañamiento y asesoramiento. Así se mejora la accesibilidad a la información y se contribuye a optimizar los tiempos en la gestión de trámites.

OTRAS ORGANIZACIONES

La Confederació de Comerç de Catalunya ha puesto en marcha una reducción horaria de tres horas semanales y una compactación de la jornada (de 8.30 a 15.30 horas). Esto permite a los trabajadores compatibilizar su trabajo con la vida familiar y personal. Ha supuesto una mejora en el clima y el rendimiento personal (se ha podido constatar un incremento de la productividad y la implicación del personal, al tiempo que se ha reducido el absentismo). Se pretende transmitir esta experiencia positiva a las asociaciones y gremios que se aglutinan bajo dicha confederación.

La Fundació Joia, que ofrece servicios de inserción social y laboral para personas con enfermedad mental, ha llevado a cabo varias medidas, como por ejemplo una reorganización de su horario, reduciendo el tiempo destinado a comer y logrando que los trabajadores acaben cada día una hora antes y libren una tarde a la semana. Por otro lado, la posibilidad de disponer de horas libres en lugar de días completos de asuntos propios les permite repartir el tiempo destinado a asuntos personales durante más días a lo largo del año.

El Agrupament Escolta Skues, Avismón y el Centre Social de Sants participan en este proyecto para incorporar un modelo flexible de organización del tiempo en el asociacionismo y las entidades del tercer sector, para promover su sostenibilidad, buen gobierno y voluntariado. 

0 Comentarios
cargando