01 dic 2020

Ir a contenido

NEGOCIACIONES TRAS LAS MUNICIPALES

Junqueras insta a Colau a apoyar la hoja de ruta para pactar en BCN

El líder de ERC ve harto improbable compartir equipo de gobierno con el PSC

El Gobierno avisa a la alcaldable de que incumplir leyes es de «antidemócrata»

EL PERIÓDICO
BARCELONA

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, instó este lunes a Ada Colau a sumarse a la hoja de ruta independentista como condición para que los republicanos pacten con Barcelona en Comú, la apoyen como nueva alcaldesa de la ciudad y entren en el gobierno municipal. Junqueras subrayó que la candidatura que encabezó Alfred Bosch pondrá como condición a Colau «un compromiso de país». La advertencia, que el líder de ERC expuso en declaraciones a Catalunya Ràdio, presenta ciertos matices potenciales. En concreto, sobre qué supone exactamente adherirse a la hoja de ruta y qué pactar con Colau. Según anunció el propio Bosch el pasado viernes, ERC solo entraría en el gobierno de Barcelona si Colau se pronuncia a favor del proceso de la independencia.

Colau, por su parte, ya ha afirmado que defenderá el derecho a decidir y que un ayuntamiento de Barcelona en Comú no será un obstáculo al proceso. El caso es que ERC necesita un gesto de la alcaldable. Que apoye la hoja de ruta supondría en teoría que Colau debería firmar el documento suscrito por ERC y CiU, con el que difícilmente puede coincidir.

Pero, como el propio Junqueras afirmó ayer, es difícil que ERC comparta el gobierno municipal con el PSC porque los republicanos están «muy alejados» de los socialistas. Con todo, para pasar el verano y llegar a las elecciones del 27-S podría resultar suficiente el apoyo verbal de Colau al proceso ante un escenario en el que Bosch facilite su elección como alcaldesa y pacte las cuestiones más importantes sin entrar en el equipo de gobierno.

La CUP dejó claro ayer que esa será su opción. El diputado en el Parlament David Fernàndez explicó ayer en Els Matins de TV-3 que la CUP es más bien partidaria de llegar a «acuerdos puntuales» y dijo que no ve a su partido en el equipo de gobierno. Fernàndez también criticó los ataques recibidos por Colau en los últimos días, «campañas con un cierto tufo clasista y elitista que se deberían desterrar». La victoria de Colau en Barcelona, concluyó, «no deja tocado de muerte el proceso». La alcaldable de Barcelona en Comú empieza a combatir argumentalmente a los agoreros. Por eso ha enviado una carta a los trabajadores del consistorio, informa Efe, en la que los llama a no creer en «rumores malintencionados» y les asegura que Barcelona en Comú quiere colaborar con ellos.

CRÍTICA

 El Gobierno considera una «gran irresponsabilidad» el llamamiento de Colau a desobedecer leyes si es necesario para celebrar una consulta sobre la posible adscripción de Barcelona a la Associació de Municipis Independentistes (AMI), como declaró a El País la ganadora de las municipales. «Cuando uno se sale de las instituciones se convierte en un antidemócrata», le advirtió ayer José Luis Ayllón, portavoz del Gobierno central. El también secretario de Estado de Relaciones con las Cortes subrayó que España es una democracia «con leyes aprobadas por mayorías, ya sea en el Congreso o en el Parlament». «Quien determina si una es justa o injusta son los tribunales y el resto de los ciudadanos debemos cumplirlas», añadió.