Ir a contenido

NEGOCIACIONES tras el 24-M

Guanyem Badalona reclama a sus aliados autocrítica antes de pactar

Insta a los partidos a examinar resultados y plantearse si deben relevar a sus líderes

La coalición confía en un acuerdo porque desbancar a Albiol es «prioridad absoluta»

VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BADALONA

Será la asamblea que se celebrará mañana la que decidirá los puntos clave con los que Guanyem Badalona entablará negociaciones con las demás fuerzas políticas para «liderar un gobierno alternativo» que sirva para investir alcaldesa a Dolors Sabater y desbancar al PP de Xavier García Albiol. Pero antes de conocer el contenido de esa propuesta guía, la coalición ya apuntó a un argumento con el que, en su opinión, se simplificaría el proceso para que fructifiquen los pactos. La número tres de la coalición, Laia Sabater, instó a los partidos a someterse a un «proceso de valoración interno» sobre el 24-M y replantearse «cuáles son sus caras visibles y qué proyectos de renovación» serían oportunos en el actual contexto.

Si se atiende a las cifras objetivas, tres partidos cumplirían las condiciones para erigirse en potenciales destinatarios del mensaje, al haber encajado retrocesos respecto a las anteriores elecciones: el PSC, que pasa de nueve a cuatro concejales; CiU, que se queda con dos de los cuatro ediles que obtuvo en el 2011, e ICV, que ha visto reducirse de tres a dos sus representantes en el consistorio badalonés. A falta de más detalles, el segundo en la lista de la coalición, Jose Téllez, se limitó a subrayar que ya se han mantenido charlas informales con las demás fuerzas y que están dispuestos a entablar negociaciones «con todos los partidos», no solo con los ubicados en el espectro progresista.

PRIORIDAD

La impresión de Guanyem Badalona tras estos primeros contactos es «muy optimista», según Téllez, que no albergó dudas de que «más pronto que tarde» Dolors Sabater recibirá la vara de alcaldesa de la ciudad. El número dos de la formación dijo que no se preveían largas conversaciones para llevar el pacto a buen puerto, al haber constatado que la «prioridad absoluta es desbancar a Albiol».

Sabater y Téllez apelaron a la concordancia en los ejes programáticos como la gran clave para alcanzar acuerdos fructíferos, más allá de premisas basadas en la «aritmética electoral». Y avanzaron tres aspectos de la batería de propuestas con las que sondearán a las demás formaciones: articular medidas que respondan a las necesidades de emergencia social, una nueva forma de hacer política más transparente y con más espacios de participación ciudadana, y la involucración de Badalona en el 'procés' catalán.

Téllez pidió a Albiol que deje de actuar «de antisistema», difundiendo «difamaciones» y «sembrando miedos sobre un futuro gobierno de anarquistas», y le pidió respeto al juego democrático: «debe gobernar el partido que tenga capacidad de construir una mayoría».