30 nov 2020

Ir a contenido

APUESTA MUNICIPAL

Una nueva norma marco a petición de las entidades

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Judit Font, una de las representantes del Ateneu Popular de Nou Barris en la Plataforma Gestió Ciutadana de Barcelona, resume así la situación que experimenta el tejido asociativo, sobre todo tras el 15-M: "El cambio ha sido pasar de la reivindicación vecinal de los años 70, que se centraba en pedir la construcción de los equipamientos -las escuelas, los CAP...-, a la reivindicación de la gestión de estos. Queremos gestionar los recursos de todos de forma comunitaria". Con ese espíritu se formó hace ahora tres años la citada plataforma.

"Se trataba de crear un marco normativo general. Los convenios entre las empresas privadas y la Administración están perfectamente regulados, en cambio los convenios con entidades dependían mucho de la voluntad de cada distrito", añade Xavier Urbano, también miembro de la plataforma, cuyo trabajo ha logrado que el municipio apruebe la reivindicada norma casi por unanimidad (todos menos el PP).

El objetivo, debatido durante meses, era definir qué es la gestión ciudadana y poner las bases sobre cómo se han de regir estos convenios. "La petición encajaba en nuestra filosofía. Lo que hagan las entidades ya no hace falta que lo haga el ayuntamiento", apunta Carles Agustí, comisionado de Participación del gobierno de Trias, quien también destaca que la norma, de cuyo consenso está orgulloso, es un reconocimiento "al buen trabajo de estas entidades, que gestionan decenas de equipamientos en la ciudad".

Font, coordinadora del Ateneu de Nou Barris, institución que acaba de recibir la Medalla d'Honor del Ayuntamiento de Barcelona, se muestra satisfecha con el acuerdo -que puede ayudar a expandir el modelo-, pero asegura que "las medallas están muy bien, pero el mejor reconocimiento sería volver a los presupuestos del 2011, antes de los recortes".