Escuchar la voz de la experiencia

Los voluntarios de Secot, jubilados y ex directivos experimentados, dedican buena parte del tiempo libre a aconsejar a los emprendedores sobre cómo mejorar los negocios

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / Barcelona

Vicente Bernal tiene 69 años y hace 2 que es voluntario de la organización Secot. Ha dedicado su vida profesional al sector de la moda y ahora, una vez jubilado, transmite sus conocimientos de manera altruista a los nuevos emprendedores. "Es una manera de devolver a la sociedad lo que te ha dado en tus años de vida laboral", asegura el voluntario Francesc Turró, de 64 años.

Como ellos, en Barcelona hay 160 seniors que dedican buena parte del tiempo libre a reorientar negocios de pequeñas y medianas empresas de la ciudad que necesitan asesoramiento externo.

La empresa de complementos La Bicha Creativa es una de estas empresas. Los emprendedores que la regentan, Pablo y la Maisa, llegaron a Secot a través de Barcelona Activa hace 6 meses. Querían saber cómo habían de encarar el proceso de internacionalización de la empresa, ya que el negocio estaba creciendo rápidamente.

Desde Secot les asignaron dos tutores de perfiles profesionales complementarios pero adecuados a su negocio.

De este modo han podido poner al día temas económicos, y también les han dado consejos para mejorar su comercialización. "Te da confianza que te asesore alguien que conoce tu mundo y que tiene la madurez y la distancia suficiente para darte consejos", asegura Pablo.

25 años aconsejando desde la experiencia

El día 7 de mayo Secot celebra un cuarto de siglo de vida con muy buenos resultados.

Te puede interesar

En 2014, en el área de Barcelona, recibieron más de 800 solicitudes de orientación.

Además, ayudaron a mantener más de 200 puestos de trabajo y apoyar la creación de 56 empresas nuevas. 

Temas

+Barcelona