Un experimento novedoso en mezclas musicales

Splyce permite mezclar fácilmente canciones o se encarga de hacerlo

Juan Capeáns, en Barcelona.

Juan Capeáns, en Barcelona. / JOSEP GARCÍA

1
Se lee en minutos

En algún lugar entre un reproductor y una mesa de mezclas, esta aplicación de InQBarna -laboratorio de apps y empresa que desarrolla aplicaciones para empresas- es una novedosa forma de disfrutar de la música a través del dispositivo móvil. Splyce permite mezclar fácilmente las canciones, o directamente se encarga de hacerlo. Es la app más popular de InQBarna junto a deej (mesa de mezclas para disc-jockeys) y TunerTool (un afinador de guitarra que incorpora una red social musical).

Juan Capeáns, director de mercadeo de la empresa, explica el origen del proyecto: «Hay que remontarse a muchos meses de recoger feedback de los usuarios de deej. Todos aquellos que no tenían conocimientos musicales querían un botón mágico que al ser activado mezclase por sí solo las canciones». En vez de limitarse a hacer eso, optaron por analizar el mercado y buscar un modo más completo de satisfacer ese deseo.

Noticias relacionadas

De ahí surgió la fácil de usar pero a la vez muy completa Splyce, entre cuyos atractivos adicionales destaca el componente visual: la pantalla del dispositivo se ilumina al ritmo de la música y, en la versión de pago (muy económica), es posible además conectar la app a las bombillas Led Hue de Phillips, y convertir el salón de casa en una pista de baile.

Y aquí no quedará todo, dice Capeáns. «Queremos dotar de cierta inteligencia a la aplicación para que en el futuro sea capaz de sugerir al usuario tipos de música acorde con sus gustos. Que le descubra nuevos grupos y, además, según el entorno: no es lo mismo estar en la biblioteca estudiando que hacer una playlist para una fiesta».