30 mar 2020

Ir a contenido

EXPOSICIÓN . FOTOGRAFÍA

Misterioso viaje al espacio

Mònica Tudela

Exposición ’Sputnik. La odisea del Soyuz 2’, de Joan Fontcuberta, en CosmoCaixa. / COSMOCAIXA / MÒNICA TUDELA

En el año 1968, el cosmonauta Ivan Istochnikov desapareció misteriosamente durante una misión frustrada en el espacio al intentar el acoplamiento en órbita de las naves Soyuz 2 y Soyuz 3. Con él viajaba su perra Kloka. La nave consiguió recuperarse, pero nunca más se supo de los dos. Alrededor de este hecho verosímil gira la exposición Sputnik. La odisea del Soyuz 2, comisariada por el artista y fotógrafo Joan Fontcuberta, que puede verse en CosmoCaixa (Isaac Newton, 26. Barcelona) hasta el 31 de mayo.

La muestra, sobre uno de los hechos supuestamente más misteriosos de la carrera espacial, reúne un centenar de fotos, gráficos, mapas, publicaciones, objetos personales, uniformes e incluso una réplica del Soyuz 2 para tratar de reconstruir la vida y el viaje al espacio de Istochnikov. A finales de los años 90, Joan Fontcuberta empezó a seguir el caso de Istochnikov y a recopilar la variada información y el material que ahora se exhibe en CosmoCaixa.

Sputnik es uno de los trabajos más conocidos de Joan Fontcuberta y no es la primera vez que se enseña al público, aunque sí es la primera ocasión en que la exposición vuelve a Barcelona después de que el artista ganara el Premio Hasselblad, conocido como el Nobel de la fotografía.

El objetivo de la muestra, que pide ser visitada con todos los sentidos alerta, es despertar el espíritu crítico del espectador. «Queremos lograrlo fusionando el arte contemporáneo con la ciencia. Y concretamente, con la fotografía, que históricamente ha sido el medio más objetivo para captar la realidad», asegura Elisa Durán, de la Fundació Bancaria La Caixa.

«La exposición es un rompecabezas de historia. ¿Por qué un humilde cosmonauta desaparece de la historia sin dejar rastro?», inquiere Fontcuberta. Pero también es una reflexión «sobre qué es la imagen y cómo nos explica la realidad». «Las imágenes siempre son trampas. Saber leerlas es fundamental. Tienen un poder importantísimo para la raza humana. Formatean nuestros cerebros y crean estados de opinión», añade el artista y comisario.

Sputnik. La odisea del Soyuz 2 establece un diálogo entre el arte y la ciencia y busca fomentar que el visitante esté despierto y mantenga una actitud de duda en toda la visita. Algunas de las piezas de la muestra pertenecen a la colección La Caixa de Arte Contemporáneo y otras son del propio artista. Sputnik puede visitarse de martes a domingo de 10.00 a 20.00 h. La entrada cuesta 4 euros. Cuando deje CosmoCaixa (Isaac Newton, 26) está previsto que viaje a otros países.