Les Corts quiere recuperar la memoria de su olvidada cárcel de mujeres

Unas 5.000 presas fueron recluidas en el centro por sus ideas políticas desde 1936 hasta que cerró en 1955

Prisión de Les Corts

Prisión de Les Corts / ARXIU MUNICIPAL DE LES CORTS

Se lee en minutos

Familiares de expresasentidades y asociaciones, vecinos del barrio y grupos de investigación académica quieren recuperar la memoria histórica de la olvidada Cárcel de Mujeres de Les Corts, donde fueron recluidas unas 5.000 mujeres entre 1936 y 1955 por sus ideas políticas.

Esta mañana se ha llevado a cabo el primer itinerario guiado por el perímetro de la llamada Prisión invisible, que se levantaba en el solar del distrito de Les Corts donde ahora se encuentra El Corte Inglés, en uno de cuyos laterales una placa oscura y poco visible recuerda lo que durante años se intentó olvidar: la existencia de una cárcel de mujeres que durante la posguerra penaron entre sus muros sus ideas republicanas.

El itinerario, guiado por Laura Molinos, de la Asociación Conocer Historia, muestra esa placa, que se ha convertido prácticamente en la única "prueba" de la existencia de la prisión.

Esta cárcel fue primero una prisión de mujeres republicana, dependiente de la Generalitat, hasta que el régimen franquista la convirtió en la "Prisión Provincial de mujeres de Barcelona", administrada por monjas.

"Las monjas seguían un ritual de sadismo cuando leían las listas de las condenadas a muerte, lo hacía lentamente adrede y tardaban mucho en decir los nombres, haciendo que todas las mujeres lo pasarán mal", recordaba este martes a Efe Anna Maria Batalla, hija de Anna Solà, encarcelada con 20 años.

Anna Solà, que era taquígrafa de la Generalitat, acabó en la prisión por una denuncia anónima y con una petición de pena de muerte, aunque el abogado que lograron pagarle sus padres, unido a su buen comportamiento y a su trabajo en las oficinas de la prisión, acabaron reduciendo su condena y logró salir a los dos años.

El Observatorio Europeo de Memorias de la Fundación Solidaridad de la Universidad de Barcelona (UB) y el Centro de Investigación Polis: Arte, Ciudad y Sociedad de la misma universidad, junto a la Asociación para la Cultura y la Memoria de Catalunya, llevan dos años trabajando en un proceso participativo abierto a la ciudadanía y al trabajo colaborativo con entidades locales y vecinales.

Hoy y mañana se celebrarán en el distrito de Les Corts unas Jornadas internacionales y una exposición entorno al futuro monumento que se quiere alzar en memoria de la cárcel de mujeres.

En el proceso de creación de este monumento han participado alumnos del máster de Diseño Urbano de la UB, que han elaborado siete proyectos de arte público para identificar el emplazamiento ocupado por la cárcel.

Te puede interesar

El director del Observatorio Europeo de Memorias de la Fundación Solidaria de la UB, Jordi Guixé, ha subrayado a Efe que "el distrito de Les Corts tenía una deuda con la memoria de estas mujeres, para no tener una generación basada en el olvido y en el desconocimiento del propio pasado".

Guixé ha destacado que desean levantar un monumento permanente en el lugar que ocupó la prisión, aprovechando que se trata de una zona con buena visibilidad y muy transitada.