Ir a contenido

CINE. PRESENTACIÓN DE 'LA ÚLTIMA PROYECCIÓN'

Tributo al cine de barrio

GEMMA VARELA / BARCELONA

Cornellà cerró hace dos años su último cine de barrio, el Cinema Pisa. La lucha vecinal no sirvió para frenar el plan de demolición del edificio, que prevé la construcción de un bloque de pisos. La película La última proyección, que se presenta hoy en la sala Zumzeig, se rodó en el Pisa tras su cierre y entrelaza tres historias de ficción a modo de sentido homenaje.

Realizada por el colectivo Fuera de Campo -integrado por Isaac Cañizares, Penélope Cañizares, Eva Murgui y Marina Rodríguez, todos cornellenses y amantes del séptimo arte--, el filme narra la historia de la taquillera que ha visto pasar su vida ante los estrenos semanales. Y la de un matrimonio de ancianos que sigue la misma tradición desde hace 40 años: cada domingo acude al cine para ver una película. Y la de un niño que espera hasta la última sesión para recoger el póster de su superhéroe favorito. Con el derribo de la sala, los personajes perderán una parte de sus vidas.

«El Pisa es el cine donde crecí. Cerró al no poder hacer frente a la era digital por falta de presupuesto y esto se puede extrapolar a los cines de barrios de otras ciudades, que están en peligro de extinción», explica Eva Murgui. En detrimento de las salas tradicionales proliferan los multicines en centros comerciales, «ideados para que el público acuda en masa a las grandes superficies», añade.

No es casual que para presentar el largometraje hayan elegido la sala Zumzeig, inaugurada el año pasado con propuestas alternativas para recuperar el cine como el punto de encuentro y acontecimiento social que fue en otro tiempo. «Algo que también reivindica La última proyección», concluye Murgui.

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando