La Ronda Litoral se convertirá en una calle más de BCN en el Morrot

La autopista bajará a nivel de suelo después de que el tren de mercancías del puerto se traslade

La zona de los muelles se recalificará tras una cesión estatal pero no se construirán viviendas

Ana Pastor, la delegada del Goberno, Llanos de Luna, y Trias, ayer.

Ana Pastor, la delegada del Goberno, Llanos de Luna, y Trias, ayer. / CARLOS MONTAÑÉS

3
Se lee en minutos
CARLOS MÁRQUEZ DANIEL
BARCELONA

Hay ruedas de prensa en las que el pescado se vende cuando los micros están ya apagados. Sucedió ayer en la sala de Crónicas del ayuntamiento, donde la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el alcalde, Xavier Trias, explicaron los temas que se traen entre manos. Su falta de concreción quedó paliada por la explicación posterior del gerente de Hábitat Urbano, quien detalló que la Ronda Litoral se convertirá en una nueva calle de la ciudad, con sus aceras y su velocidad limitada a 50 km/h, mientras que debajo, donde ahora está el ferrocarril de mercancías del puerto, que se trasladará, se construirá la nueva autovía, con cuatro carriles.

Con este proyecto se matarán tres pájaros de un tiro. Por un lado se conseguirá crear un nuevo eje urbano donde ahora hay una cicatriz vial insalvable para el peatón. Después está la movilidad. Con esta doble altura, los vehículos que hagan trayectos de proximidad, entre el Paral·lel y la Zona Franca, usarán la vía superior, mientras que los que busquen destinos allende Sants o los polígonos se mantendrán en el nivel inferior. Este doble uso debería rebajar la congestión. El tercer disparo alivia una inquietud del alcalde, pues el Morrot, según admitió hace un mes, es «el peor lugar de Barcelona». Está previsto, adelantó la ministra, que en marzo se firme el pacto que haga posible un proyecto que mantiene incógnitas. ¿Se cubrirá la nueva ronda litoral? ¿Habrá carril bici en la zona aérea? ¿Quién pagará las obras? ¿Qué pasa con el proyecto del barrio inteligente Blau@Ictinea?

Buena sintonía

Trias y Pastor atendieron a los medios tras hora y media de reunión en la que, una vez más, pudo percibirse la buena sintonía entre dos políticos que en sus anteriores vidas se dedicaron a la medicina. Abundaron expresiones como «relación óptima», «seguimiento estrecho», «acuerdo bastante avanzado» o «estamos trabajando para cerrar un acuerdo en breve». Pero noticias, pocas. De hecho, al término de la comparecencia el único titular era la licitación del colector de aguas de Prim (ver página siguiente).

Noticias relacionadas

Ahí entró Albert Civit, el gerente de Urbanismo. Detalló lo que la prensa esperaba: la configuración de la Ronda Litoral según los deseos del consistorio. Lo que hoy es una autopista se convertirá en una calle que conectará la Zona Franca y el Paral·lel, algo que ahora, dijo, «solo puede hacerse si uno se mete en una autopista». Debajo, tras el traslado de las vías del ferrocarril que controla Fomento, iría la nueva Ronda Litoral, idéntica a la actual, con dos corredores por sentido. Esto ha sido posible después de que el ministerio comprobara que la mercancía puede seguir fluyendo si la estación se traslada a Can Tunis. De este modo, y tras una cesión del espacio que requeriría de una «recalificación que en ningún caso sería para vivienda», resaltó Trias, se generaría un nuevo espacio urbano para el ciudadano. Está por ver dónde conectarían ambos ejes, aunque todo indica que sería más allá de la salida que da acceso al paseo de la Zona Franca y, por el lado occidental, a la altura de los jardines del Mossèn Costa i Llobera.

No se habló de dinero ni de calendario. Solo de la voluntad de cerrar el acuerdo en marzo, una buena baza para CiU cara a las elecciones de mayo. «El Morrot dejará de ser un puerto industrial para que la ciudadanía pueda disfrutar de esta zona», celebró Trias. «Estamos trabajando en hacer compatible la competitividad del puerto con la mayor calidad de vida», remachó la ministra. En las próximas semanas, adelantó Pastor, está prevista otra reunión. Ahí empezarán a atarse los cabos.