Ir a contenido

relación económica entre administraciones

Mas reduce 30 millones de deuda con BCN endosándole 2 edificios

La ciudad gastará además 47 millones en reformar las fincas adquiridas al Govern

La compra de una finca en Via Laietana y Can Batlló se suman al solar de la Modelo

EL PERIÓDICO
BARCELONA

La deuda de la Generalitat de Catalunya con el Ayuntamiento de Barcelona es uno de los temas que más usa la oposición para desgastar a Xavier Trias. Por eso, y quizás porque tampoco hay otro modo, el consistorio está intentando buscar fórmulas para que la cifra actual, de 164 millones de euros, se reduzca de manera significativa conforme se acercan las elecciones de mayo del 2015. Ayer se anunció que la ciudad se quedará dos edificios de la Generalitat, la antigua sede de los juzgados, situada en el número 8-10 de Via Laietana, y la nave principal de Can Batlló, en el distrito de Sants, valorados en 30 millones.

«No doy préstamos, soy un acreedor de la Generalitat», decía Xavier Trias en una entrevista publicada en este diario el 26 de mayo del 2013. Lejos quedan los tiempos de principios de mandato en los que el alcalde incluso llegó a insinuar que llevaría a la Generalitat ante los tribunales si el dinero no regresaba a las arcas municipales. No ha sido menester llegar a tales extremos porque su responsable de Economía, Sònia Recasens, y sus homólogos de la otra acera de Sant Jaume han hallado el modo de que la cifra se reduzca y al mismo tiempo alivie la penuria presupuestaria de la Generalitat. Se trata, pues, de una compraventa entre administraciones de dos edificios por 30 millones de euros, si bien en la práctica el ayuntamiento descontará esa cantidad de la cifra que la Generalitat le debe. Una decisión que, sin duda, encenderá los ánimos del resto de grupos municipales, que acusan a Trias de ser el «banco bueno» del president Artur Mas.

Precisamente el lunes pasado, el alcalde y el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, firmaron un acuerdo que fija el calendario de pago de 142 millones de los 164 de la deuda contraída por el Govern con el consistorio a 31 de agosto. Ese acuerdo contempla la adquisición de los derechos urbanísticos del solar de la Modelo, por 15 millones, anunciado la semana pasada, y otros 30 millones a través de otras dos actuaciones patrimoniales. Ayer trascendió el nombre de estos dos edificios.

30.000 metros cuadrados

El inmueble de Via Laietana, desocupado, tiene una superficie de 9.954 metros cuadrados y está valorado en 14,7 millones de euros, mientras que la nave principal de Can Batlló está en fase de desocupación -quedan dentro los últimos industriales que están a la espera de que se les indemnice, algo que deberá asumir ahora Trias- y tiene 21.830 metros cuadrados. Una vez descontadas las obras de urbanización de este antiguo recinto fabril, que correrán a cargo del Ayuntamiento, el valor del inmueble se fija en 15,2 millones. En un comunicado, el consistorio precisó que usará Can Batlló para unificar las dependencias municipales de Hábitat Urbano, hasta ahora repartidas en cinco espacios de la ciudad en régimen de alquiler. De esta forma, según fuentes municipales, se podrán ahorrar unos 5,5 millones de euros al año. Pero deberá gastar unos 40 millones en rehabilitar todo este espacio de Can Batlló.

En cuanto al otro inmueble, el ayuntamiento lo reservará para un uso administrativo «aún por determinar». La rehabilitación de este céntrico edificio costará unos siete millones, si bien el ayuntamiento se ahorrará en alquileres, según sus cálculos, unos dos millones.