Ir a contenido

LA CARRERA HACIA LAS MUNICIPALES

Guanyem, ICV y Podem sondean la lista única con un código ético

Unos 500 ciudadanos debaten las bases de un compromiso con la sociedad de Barcelona

Analizan el mejor perfil del político, el control de la gestión y de la financiación

VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

Con el debate de la desobediencia civil marcando la agenda política catalana, está emergiendo un movimiento que propugna el extremo opuesto: la obediencia. No son ganas de llevar la contraria. O quizás sí. Pero no tanto a la fidelidad a una u otra bandera como a la forma de hacer política y su desapego para con el mandato popular.

Confluencia. Ese mantra retumbaba el viernes y ayer entre las paredes del centro cívico La Sedeta, que acogió las 'Jornadas de código ético: gobernar obedeciendo'. Y a fe que la hubo, como lo demuestra la presencia de Guanyem Barcelona, ICV-EUiA, Partido X, Procés Constituent Trobada Popular Municipalista, apostando todos ellos por sondear opciones para una posible candidatura unitaria en las elecciones barcelonesas. A ellos se sumaron ciudadanos y movimientos sociales para dar el primer paso: establecer formas de compromiso que garantice obediencia al pueblo soberano. Y para establecer las bases, un requisito irrenunciable: un código de ética política.

CONSENSO

Más de 500 personas participaron en las jornadas, unas 300 de ellas como participantes de los grupos de debate que abordaron los tres ejes sobre los que versará documento base: democratización de la gestión, financiación transparencia, y profesionalización de la política. En paralelo, los ciudadanos que no asistieron a las jornadas pueden realizar aportaciones hasta el viernes en la web confluenciacodietic.cat.

Con todas las reflexiones, se prevé una nueva reunión «a mediados de noviembre» para constatar si hay consenso y trasladar el primer mensaje a la ciudadanía, según detalló Eloi Badia, de Guanyem Barcelona. Aun así, Badia dijo que no «hay prisa» por avanzar, pero juzgó innegociable ese código ético «por el clamor» detectado en las jornadas.

Janet Sanz, regidora de ICV en el consistorio, se mostró satisfecha por el «elevado consenso de los participantes al diagnosticar los errores de la política» en una iniciativa que garantiza que el ciudadano sea «el protagonista del cambio».

Marc Bartomeu, de Podem Barcelona, destacó que «seis actores de diferente ideología» sentaban las bases de un proyecto ambicioso, evidenciando que «es más importante adónde ir que de dónde se viene». Jordi Rabasa, de Procés Constituent, le completó al destacar que los primeros pasos deben centrarse en el cómo más que en el qué». Unanimidad y pragmatismo al abordar las prioridades. Rabasa apuntó, eso sí, dónde debería culminar toda esta confluencia: «Hay que devolver la ciudad al ciudadano».

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.