13 jul 2020

Ir a contenido

hielo y nieve A ORILLAS DEL MEDITERRÁNEO

Las pistas de esquí de la Marina se reivindican

Una firma holandesa quiere invertir 45 millones en un complejo de invierno

El ayuntamiento tramita ya suelo para una idea que apoya la federación deportiva

RAMON COMORERA
BARCELONA

El plan para crear un complejo de deportes de invierno en Barcelona viene de lejos, al menos tanto como la idea de liderar, y acoger en parte, unos JJOO blancos. El tren del 2022 ya se fue pero el ayuntamiento mantiene su intención de comprar billete para el del 2026. A la capital, sin embargo, como recordó el COI al alcalde Xavier Trias el año pasado, le falta más tradición en estos deportes para apoyar semejante aspiración.

Del parque de nieve y hielo se habla, en distintos formatos, desde que el socialista Jordi Hereu anunció la ingeniosa, y también cuestionada, candidatura. Ese centro no se vincula ahora directamente con los juegos, pero su existencia se añadiría al currículo. El ayuntamiento ha decidido iniciar ya la tramitación de una reserva de suelo en la Marina del Prat Vermell, cerca del puerto, para un posible complejo. La firma holandesa Snowworld, especializada en el tema, quiere optar a él y ayer suscribió un acuerdo con la Federació Catalana d'Esports d'Hivern para impulsarlo. Reivindica la opción, su carácter sostenible y pretende invertir 45 millones sin aportación pública.

FRÍO DEL GAS DEL PUERTO / El consistorio, según reiteraron ayer fuentes municipales, ha optado por terrenos de la calle de los Motors a la altura de la del Acer por la cercanía de la planta regasificadora del puerto. Allí el gas licuado que llega en barco a menos 160 grados vuelve al estado vaporoso a temperatura ambiente para su distribución. El proceso lanza cantidades enormes de frío al mar que el ayuntamiento intenta aprovechar desde hace años con un plan pionero al que hace poco se han sumado las neveras de Mercabarna.

Pero el ayuntamiento también puntualizó que «cualquier empresa que dé por hecho el proyecto se precipita». Por dos razones. La primera, porque falta el consenso político y la aprobación del pleno. La modificación del plan general metropolitano que fija la calificación del suelo cayó del orden del día de la sesión de julio porque ningún grupo apoyó al gobierno en minoría de Trias. Eso no impidió, sin embargo, que en agosto, el consistorio empezara a tramitar con la exposición pública el plan de mejora urbana del mismo sector, el escalón siguiente del proceso.

La segunda razón municipal es que para impulsar un equipamiento así es necesario convocar un concurso. El ayuntamiento sostiene que quiere reservar el suelo porque sigue vivo el objetivo del 2026 pero, como se ve, pretende a la vez mantener oficialmente las formas.

La propuesta de Snowworld, que tiene dos centros abiertos en Holanda, incluye un recinto a menos de seis grados con dos pistas de esquí de 50 metros de ancho y el 20% de pendiente, una de 300 metros y otra de 100 para debutantes. Se prevén además dos pistas de hielo para 3.000 personas y otra de curling, esa especie de bolos que son deporte olímpico. El complejo se completaría con un hotel de 200 camas, tiendas, locales de restauración y un párking. Se crearían 250 empleos estables.

Sander Laudy, del estudio B01arquitectes, autor del plan, dijo que «solo usarían 3 de los 30 megavatios que supone el frío del puerto».