18 sep 2020

Ir a contenido

Retrasos de infraestructuras básicas

El Parlament reclama que la L-9 al aeropuerto esté en funcionamiento en el 2016

La cámara catalana también pide que la conexión ferroviaria con El Prat y las estaciones de Sants y la Sagrera esté operativa en el 2017

Obras de la línea 9 del metro de Barcelona paralizadas por falta de presupuesto, en marzo del 2012.

Obras de la línea 9 del metro de Barcelona paralizadas por falta de presupuesto, en marzo del 2012. / DANNY CAMINAL

El Parlament ha aprobado este viernes por unanimidad una moción en la que pide que a principios del 2016 esté "a pleno rendimiento" la L-9 del metro hasta el aeropuerto de El Prat, y que la conexión ferroviaria con esta terminal y las estaciones de Sants y la Sagrera pueda estar operativa en el 2017.

Estas eran dos de las propuestas de una moción sobre infraestructuras metropolitanas que ha presentado el grupo del PSC en el pleno del Parlament centrada, en buena parte, en las conexiones al aeropuerto barcelonés.

Así, la cámara catalana ha aprobado por unanimidad cerrar las negociaciones con las empresas concesionarias que permitan finalizar las obras este año para "tener a pleno rendimiento" a principios del 2016 el tramo de la L-9 del metro entre la Zona Universitaria y la T-1 del aeropuerto de El Prat y el ramal de la Zona Franca de Barcelona.

Además, el Parlament ha acordado con los votos a favor de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP -el PPC ha votado en contra y Ciutadans se ha abstenido- trabajar "conjuntamente" con el Gobierno central para llegar a una "solución" y así poder iniciar las obras de conexión ferroviaria de la T-1 con las estaciones de Sants y la Sagrera, de manera que pueda estar operativa en el 2017.

Fijar un plan de financiación para poder finalizar el tramo de la L-9 entre las estaciones de Maragall y la Zona Universitària, así como un calendario que permita su entrada en funcionamiento antes del 2020 o exigir al Estado "mayor celeridad" en las obras de la estación de la Sagrera y de modernización de la de Sants, son otras de las medidas que se han aprobado este viernes en la cámara catalana.