Ir a contenido

Remodelación de un edificio histórico

El mercado de Sants prepara su reapertura en primavera

El proyecto impulsa la peatonalización del entorno mediante rampas exteriores

La reforma integral finalizará en un mes, tras una inversión de casi 10 millones

EL PERIÓDICO
BARCELONA

La reforma del mercado de Sants, con una superficie construida de 11.486 metros cuadrados y un presupuesto de 9,8 millones de euros, afronta su recta final. Dentro de un mes se acabarán las obras de remodelación, por lo que el Ayuntamiento de Barcelona prevé abrir la próxima primavera.

El edificio creado por el arquitecto Falqués i Urpí en 1913 está protegido como bien cultural de interés local en el Catálogo del Patrimonio arquitectónico histórico-artístico de Barcelona. La propuesta de rehabilitación preserva la singularidad del edificio, manteniendo volumetría, fachadas, elementos estructurales y ornamentos, pero reformando integralmente la funcionalidad interna. La reforma es un ejemplo de energía eficiente de las intervenciones en rehabilitación a través de la generación de climatización con un sistema de agua geotérmica.

APARCAMIENTO / El estudio de arquitectura Pb2 Projecte ha reorganizado el espacio comercial mediante la redistribución de las paradas de comerciantes que acaparan 3.000 metros cuadrados y la incorporación de un área de autoservicio. También ha unificado la imagen exterior gracias a la integración de las paradas al aire libre en la fachada norte. Y ha dotado al edificio de dos plantas sótano para dar cabida a los espacios de gestión de mercaderías, así como al estacionamiento de vehículos.

Mediante rampas exteriores, se apuesta por la peatonalización del entorno más inmediato para dar prioridad a los recorridos de proximidad y a las cercanas conexiones con el transporte público. El ayuntamiento han invertido 1,15 millones de euros en esta zona peatonal.

Cuando se acaben estas obras comenzarán las de la construcción de las nuevas tiendas por parte de sus propietarios y las del autoservicio que el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona adjudicó, por concurso público, a la cadena de supermercados Barcelona.

El consistorio considera esta reforma «prioritaria» por la larga tradición comercial del barrio de Sants, uno de los ejes comerciales pioneros y cercano a pequeñas localidades.