30 nov 2020

Ir a contenido

Compañeros de Daniel Ochoa de Olza se fotografían emulando al torero Padilla como protesta

La campaña denuncia la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de vetar una imagen del diestro hecha por el reportero, que logró el segundo premio del prestigioso World Press Photo

Las redes sociales se llenan de autorretratos con la etiqueta #fotosincensura

Bajo la etiqueta #fotosincensura, compañeros del fotógrafo navarro Daniel Ochoa de Olza iniciaron el miércoles una campaña en las redes sociales para protestar por la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de vetar una imagen del citado reportero gráfico para anunciar una exposición del World Press Photo en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).

Como la imagen vetada en concreto reproduce al torero Juan José Padilla ajustándose la montera con un parche en el ojo --que perdió tras una cornada-- y con la que Ochoa de Olza obtuvo el segundo premio del World Press Photo en el 2012, así se han fotografiado los promotores de la campaña: con montera y con un parche improvisado en el ojo.

La idea surgió el miércoles al mediodía en casa del fotoperiodista Pedro Armestre. Convalenciente aún de su grave cornada cuando fotografíaba hace un mes el toro de la Vega, un grupo de fotógrafos y esta redactora que firma la información comentaron, dando cuenta de un buen queso de Deleitosa, el veto a la fotografía de Ochoa de Olza, mientras releían la carta de protesta al veto que el fotoperiodista David Airob (@theWside) colgó hace unos días en su web de obligatoria lectura para fotógrafos THE W SIDE. Y una cosa llevó a la otra. Armestre recordó que durante su estancia en el hospital de La Paz el fotoperiodista Luis de Vega le había regalado una montera. Mientras Armestre buscaba la montera en la habitación de sus hijos, otro empezó a recortar con una página de la revista de Ana Rosa Quintana lo que después se convirtió en un parche, simulando al torero. Y así uno tras otro, junto a una de las paredes del comedor del domicilio de Armestre, la más cercana a la luz de la ventana, desfilaron los presentes frente a un Iphone. Primero Armestre (@pedroarmestre),  después el fotóperiodista de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, José Luis Roca (@roca_joseluis), seguidamente la que suscribe estas líneas (@maykanavarro). Con el parche enganchado con esparadrapo posó también el fotoperiodista de EL MUNDO Alberto Di Lolli (@adilolli) y por último la representante de Pedro Armestre, Sonia Moreno. Y allí mismo entre todos se pactó una etiqueta de protesta: #fotosincensura y la idea de moverlo en las redes sociales para denunciar lo que a todos los presentes les parecía un gran despropósito: "rechazar una foto no por su calidad, sino por el personaje fotografiado". Una premisa que a juicio de los impulsores de la iniciativa destroza de raíz la esencia del fotoperiodismo: "documentar sin entrar en juicio de valores". Esa misma tarde, los cinco empezamos a mover las imágenes en las redes, principalmente en Twitter y Faceboock. Dos horas después, el fotoperiodista Edu León (@eduleon_photo), desde Quito, Ecuador, emuló la protesta y colgó su foto protesta. Y así uno tras otro, más de un centenar de compañeros de Daniel Ochoa de Olza se han solidarizado, por el momento, con una fotografía en contra de la censura.