26 nov 2020

Ir a contenido

El castillo secreto de Gaudí abre sus puertas al público

La Torre Bellesguard tiene todas las entradas vendidas para las fiestas de la Mercè

Los propietarios viven en una planta de la casa más desconocida del genio

CRISTINA SAVALL / Barcelona

El catálogo y la web de la Ruta del Modernismo y las guías turísticas sobre Barcelona tendrán que dedicar en próximas ediciones una página a la Torre Bellesguard, también conocida como Casa Figueres, ya que a partir del próximo miércoles se abrirán, de lunes a sábado, las puertas de gran parte de este singular edificio con silueta de castillo, el más incógnito de Antoni Gaudí. También se podrán visitar sus jardines con pinos y palmeras localizados en la falda de Collserola y la capilla descubierta al derribar un falso muro con motivo de la adaptación de la finca.

Gaudí construyó una torre llena de símbolos católicos, de la mitología griega y del nacionalismo catalán en el mismo lugar con excepcionales vistas, donde Martí l’Humà, el último rey del Casal de Barcelona, instaló su residencia estival en 1410. A principios del siglo XX, pocas huellas quedaban de aquel baluarte, aunque el arquitecto modernista optó por conservar lo que sobrevivió al deterioro, como un escudo con números romanos y algunos muros. El escritor Oriol Pi de Cabanyes cita en su libro 'Cases modernistes de Catalunya' (Edicions 62), que la conciencia histórica de Gaudí guarda gran relación con el lenguaje formal y con los materiales de construcción del edificio cercano a la Bonanova.

>>Lea la información completa sobre la Torre Bellesguard en e-Periódico