Ir a contenido

NUEVAS INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS

BCN aprueba el colector que evitará inundaciones en el Poble Sec y Ciutat Vella

Las obras, simultáneas a la reforma del Paral·lel, costarán 21 millones, empezarán a finales de año y durarán 30 meses

RAMON COMORERA / Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este jueves una obra importante y costosa: el nuevo sistema de drenaje de la avenida del Paral·lel, la ronda de Sant Pau, la calle de Vilà i Vilà y sus alrededores. El proyecto tiene un presupuesto de 21 millones de euros e incluye un nuevo colector en Vilà i Vilà. Estos trabajos deben acabar con las inundaciones que periodicamente se producen en la zona más baja de Ciutat Vella y el Poble Sec.

La mejora de la red de colectores se iniciará a finales del 2013 y tendrá una duración de dos años y medio. Las obras crearán un nuevo eje de drenaje de mayor capacidad que resolverá la insuficiencia hidráulica actual de los dos colectores existentes en el Paral·lel y que también absorberá los caudales excedentes de la cuenca de la Diagonal que se vierten en esa avenida.

El proyecto ejecutivo aprobado en la comisión de Hábitat Urbano del ayuntamiento divide los trabajos en tres fases. La primera es la del Paral·lel (ocho meses de obras y 5,8 millones), que incluye el drenaje de la ronda de Sant Pau, la ampliación del depósito de agua freática, un nuevo hidrante y la plaza de la Bella Dorita (con un tiempo de ejecución propio en este espacio estimado en tres meses).

La segunda fase es la de la calle de Vilà i Vilà entre las de Carrera y Palaudàries (siete meses y 5,6 millones). La tercera y última etapa es la de Vilà i Vilà entre Palaudàries y Bella Dorita (16 meses y 9,6 millones). Todos estos trabajos en el subsuelo se harán de forma simultánea y coordinada con las actuaciones de mejora del espacio urbano previstas en el plan de la avenida del Paral·lel.