Desarticulan grupo que robaba en salas recreativas y bingos con el método del butrón

La policía ha detenido en el barrrio de la Verneda a seis personas

1
Se lee en minutos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a seis personas pertenecientes a un grupo dedicado a robar en salas recreativas y en bingos, a las que se acusa de 11 robos con el método del butrón en varias poblaciones catalanas y en Salamanca.

La investigación que culminó con las detenciones de cinco hombres y una mujer, todos rumanos menos uno de nacionalidad española y de entre 20 y los 35 años, se inició el pasado 17 de enero tras un atraco en un bingo de Terrassa (Barcelona) del que se llevaron más de 10.000 euros, tras abrir un agujero junto a la puerta principal.

Fuentes de los Mossos han señalado que la conducta de dos de los detenidos, que habían estado mucho rato en el lavabo, llamó la atención de una trabajadora del local, que hizo que se fijara en su fisonomía y en su ropa.

En la investigación los agentes comprobaron que el robo lo habían llevado a cabo dos hombres tras inutilizar el sistema de alarma y que su ropa coincidía con la que llevaban los dos individuos que había visto la trabajadora del bingo el día anterior.

Además se constató que estos dos hombres pertenecían a un grupo especializado muy activo que perpetraba robos a bingos y casinos por el método del butrón, y que había otros tres miembros que con la misma forma de actuar robaba en Madrid y en Salamanca.

Tres de las detenciones se llevaron a cabo en la madrugada del pasado 25 de mayo cuando regresaban de cometer un robo, y las otras tres al cabo de unas horas en sus domicilios, situados en el barrio de la Verneda de  Barcelona.

A los detenidos se les imputan 10 robos con fuerza en bingos y casinos de Castelldefels, Barcelona, Terrassa, Igualada y Blanes, así como un robo de las mismas características en Salamanca, y no se descarta que puedan estar relacionados con más hechos delictivos.

Noticias relacionadas

También han señalado que a los detenidos se les encontró dinero en efectivo procedente de los robos, varias herramientas, ropa registrada por cámaras de seguridad durante los robos, tarjetas SIM y pasaportes falsos.

Después de pasar a disposición judicial, tres de los detenidos ingresaron en prisión y los otras tres quedaron en libertad con cargos.