01 jun 2020

Ir a contenido

ALARMA EN UN EDIFICIO MUNICIPAL DE BCN

La biblioteca de Urgell cierra por causar lipoatrofia a los empleados

El equipamiento ya provocó la dolencia al inaugurarse en el 2011 y ahora estará tres meses fuera de servicio

La biblioteca pública Agustí Centelles de Barcelona, integrada en el equipamiento municipal Teresa Pàmies del número 145 de la calle de Urgell (Eixample izquierdo), cerrará este viernes y por un periodo en principio de tres meses después de que se hayan diagnosticado numerosos casos de lipoatrofia semicircular entre sus empleados.

El complejo entró en servicio el 9 de mayo del 2011, poco antes de las últimas elecciones municipales, y unas semanas después, como avanzó este diario el pasado 8 de marzo, empezaron los casos de lipoatrofia.

El consistorio invirtió entonces 45.000 euros en mejoras técnicas, que ahora deberán ser más a fondo y con el centro cerrado. Los libros en préstamo podrán ser devueltos en cualquiera de las otras 37 bibliotecas de la ciudad.

La lipoatrofia aparece siempre en los edificios llamados de diseño y con complejidad tecnológica. No es grave, pero sí molesta porque provoca estrías en los muslos, los brazos y el abdomen, en especial a las mujeres.