31 may 2020

Ir a contenido

INICIATIVA PARA PROMOVER LA CULTURA EN EL TERRITORIO

BCN inyecta un millón de euros en cuatro ateneos

El consistorio paga obras a entidades culturales centenarias arraigadas en barrios

Las subvenciones se destinan a mejorar la seguridad y la accesibilidad

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

El Instituto de Cultura de Barcelona (Icub) presentó ayer las concreciones de la primera edición del programa para la rehabilitación de auditorios y teatros de entidades culturales sin ánimo de lucro. Lo hizo el teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación del ayuntamiento, Jaume Ciurana, con el objetivo, según sus palabras, de «devolver el protagonismo a las entidades culturales de base participativa», para «mejorar la musculatura cultural de los barrios».

Se trata de una inyección de 1.150.000 euros a los ateneos Lluïsos de Gràcia, Centre Sant Vicenç de Sarrià, Centre Moral de Gràcia y Lluïsos d'Horta, para que lleven a cabo (imprescindibles) obras de rehabilitación de sus auditorios y teatros.

Se trata, principalmente, de inversiones relativas a obras de mejora de seguridad, insonorización -algunos de esos teatros están en islas de casas-, accesibilidad, y supresión de barreras arquitectónicas.

A esta convocatoria de ayudas

-aprobada en enero de este año y que el municipio prevé repetir el año próximo- se presentaron ocho entidades, cuatro de la cuales quedaron fuera, según Ciurana, porque no entregaron la documentación formal que se requería, que incluía, entre otras cosas, la inversión propia que haría la entidad en la rehabilitación y el proyecto técnico validado.

De hecho, según explicó ayer el consistorio, el valor de cada subvención se ha adecuado a las necesidades de cada proyecto. Los Lluïsos de Gràcia han obtenido una ayuda de 455.021,03 euros; el Centre Moral de Gràcia, 214,593,12; el Centre Sant Vicenç de Sarrià, 368.209,58, y los Lluïsos d'Horta, 112.176,27.

En cuanto a los Lluïsos de Gràcia, está prevista la remodelación integral de la platea, derribando la parte del edificio existente y construyéndola de nueva planta, convirtiéndola en una sala polivalente y adecuando los espacios anexos. El vestíbulo se ampliará y se dotará de una nueva escalera y de un ascensor que permitirá dar accesibilidad total, tanto al teatro como al resto del edificio.

EL PETIT LICEU / En el caso del centro moral de Gràcia, la subvención permitirá adaptar su teatro, conocido popularmente en el barrio como El Petit Liceu: se remodelarán los camerinos, se harán obras de accesibilidad, seguridad, medidas antiincendios y se renovarán las instalaciones. Por su parte, en el centro de Sant Vicenç de Sarrià, construido en 1905 y remodelado en 1927 siguiendo los planos del teatro Romea, los principales trabajos serán la instalación de un nuevo telón resistente al fuego, la sustitución de las butacas para adaptarse a la normativa y la instalación de detectores de humo.