INICIATIVA CULTURAL EN LA CALLE DE GUITARD

...y don Quijote eligió Barcelona

Un pequeño ático en Les Corts esconde una colección de ejemplares variopintos de la célebre obra de Cervantes

Los impulsores 8 Morales y Gutiérrez, en el local de la entidad.

Los impulsores 8 Morales y Gutiérrez, en el local de la entidad. / JOAN PUIG

2
Se lee en minutos
HELENA LÓPEZ
BARCELONA

«Archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos, y correspondencia grata de firmes amistades y en sitio y belleza única».Tales halagos en una de la más celebradas obras de la literatura universal deberían ser motivo suficientes para que la ciudad devolviera a Miguel de Cervantes lo que este hizo por ella. Al menos, así lo piensan los impulsores de la Acción Cultural Miguel de Cervantes, entidad que reivindica y estudia la relación entre el ingenioso hidalgo y la capital catalana desde un pequeño ático en Les Corts. Una de sus campañas en esa línea es la reivindicación de una estatua en algún lugar noble de la ciudad dedicada o bien al escritor o bien a su más famoso (y entrañable) personaje.

El último proyecto de la entidad comandada por su presidente, Juan José Gutiérrez, y Francisco Morales, -selaromista cervantino,según se presenta en su tarjeta de visita-, es una exposición deDon Quijotesque puede visitarse todos los sábados y los lunes de siete a nueve de la tarde en el local de la entidad (Guitard, 45). Han reunido 150 ejemplares de toda forma y condición.«No se trataba de reunir ejemplares de gran valor, si no ejemplares muy diferentes los unos de los otros, para mostrar la infinita variedad que existe. Lo primero que hicimos fue pedir Quijotes a los vecinos del barrio. Nos dimos cuenta de que casi todo el mundo tenía algún ejemplar, si no más de uno. Lo que no está tan claro es que lo hayan leído, y para animarles a ello estamos nosotros»,reflexiona Morales, quien asegura leer las aventuras del idealista caballero a diario.«No puedo pasar ni un día sin él. Sin leerlo, copiarlo o estudiarlo»,explica ilusionado con uno de sus ejemplares favoritos en las manos.

El propio Morales es el responsable de una tertulia mensual -los segundos sábados de cada mes a las siete de la tarde en el mismo local—en la que«desentraña»la obra capítulo a capítulo.«Viene gente muy diferente. De socios grandes conocedores de la obra a vecinos con ganas de aprender»,añade.

Destaca un facsímil del original;«sin un solo punto y aparte»,destaca Morales mientras pasa las páginas de forma delicada. O una edición ilustrada por el mismísimo Dalí. Incluso adaptaciones infantiles en chino.«Mucho antes del bum del turismo, muchísima gente conocía Barcelona gracias a Don Quijote»,destacan.

La intención de estos amantes de Cervantes es abrir la muestra a otros lugares. Están en negociaciones para exponerla en la sede del distrito con el reiterado objetivo de acercar la obra al pueblo,«llegar a la gente».

Vea el vídeo de esta

Noticias relacionadas

noticia con el móvil o

en e-periodico.es