05 jun 2020

Ir a contenido

Barcelona se vuelca en la Festa al Cel

Unos 300.000 espectadores llenan el litoral de la ciudad para disfrutar del espectáculo

HELENA LÓPEZ / Barcelona

La vigésimo primera edición de la Festa del Cel el tradicional espectáculo aeronáutico con el que Barcelona cierra el programa de las fiestas de la Mercè, ha congregado hoy a unas 300.000 personas frente al litoral de la ciudad, una asistencia que supone 100.000 espectadores menos que en la edición de 2011. Los espectadores que se han acercado hasta las playas de la capital han podido disfrutar de las acrobacias del piloto francés Nicolàs Ivanoff a bordo de un Hamilton, el salto en tándem del taekwondista Joel González, oro olímpico en Londres, o la actuación del Zapata Flyboard, capaz de volar a solo ocho metros por encima del agua.

30 AERONAVES
Organizada por el Ayuntamiento de Barcelona con la coordinación de la Aeroclub Barcelona-Sabadell, la Festa del Cel es el festival aéreo más antiguo e importante de España.

En total, han participado unas 30 aeronaves de todo el mundo, algunas modelos de los años 30 como el Supermarine Spitfire, el Bücker Jungmann o el Douglas Skyraider.

MENOR PRESENCIA DEL EJÉRCITO
Una de las novedades de este año ha sido la menor presencia del Ejército español, ya que solo participaba la Patrulla Aspa, una de las mejores del mundo y que incluía en su programa de exhibición un sistema de humo.La menor presencia del Ejército se ha compensado con una mayor participación de aviones históricos, como tres Bücker Jungmann de los años 30, fabricados en madera, tela y metal, y el North American T-6B, avión de entrenamiento construido durante la Segunda Guerra Mundial.

El presupuesto del evento también se ha visto reducido y si el año pasado ascendió a unos 300.000 euros, en la edición de este año se sitúa en los 240.000, de los que 118.000 euros corresponden a la aportación del consistorio barcelonés, otros 8.000 a la Generalitat y unos 54.000 a aportaciones de empresas privadas.