27 oct 2020

Ir a contenido

INICIATIVA ANTICRISIS

Creadora polifacética

La arquitecta Carme Pinós afronta la crisis fabricando muebles de diseño que exhibe en su tienda de Gràcia y vende también por internet

CRISTINA SAVALL / Barcelona

Ser arquitecto en Barcelona es hoy una profesión resentida, de las más golpeadas por la inestabilidad económica. Carme Pinós, Premio Nacional de Arquitectura y miembro honorífico del prestigioso American Institute of Architects, planta cara a la crisis lanzando una colección de muebles y de estanterías elegantes y minimalistas a precios asequibles fabricados en Catalunya con materiales de calidad, versátiles, de fácil transporte y montaje para venderlos a través de internet.

Ante los retrasos en las decisiones administrativas que ponen en la cuerda floja su plan de rehabilitación del mercado de la Boqueria, Pinós (Barcelona, 1954), se planteó a principios de este año cómo podía mantener un estudio puntero de arquitectura en un momento en el que la mayoría de proyectos están estancados por la caída en picado de los presupuestos. «Lo de la Boqueria parece que lo quieren parar, pero aún no está claro. Para mí es una necesidad inmediata. Lo que está ocurriendo es supertriste, es una pena porque en Barcelona hay excelentes arquitectos y todos están afectados. Pero no quiero rendirme. Nos hemos de reinventar aportando ideas» , señala Pinós.

Esta firme convicción la ha llevado a buscar un remedio para no dejar escapar «la potente energía» del equipo que lidera desde que creó su propio estudio en 1991 tras separase de Enric Miralles, con quien compartió la autoría del cementerio de Igualada, de la escuela La Llauna y de la premiada pérgola de la avenida de Icària. Un arquitecto tiene facilidad para buscar soluciones. A ella le gusta pensar, entretenerse resolviendo los problemas de interiorismo que le plantean sus amigos o que surgen en su propia casa. Así la colección de muebles nació «para dar respuesta a problemas» .
Optó por adoptar la idea de los diseñadores europeos de principios del siglo XX de utilizar nuevos materiales, pero aplicándola a las posibilidades de las nuevas tecnologías, como el corte en 3D. Así las piezas se pueden enviar y montar sin dificultad. Las estanterías, mesas y armarios pueden adquirirse a través de internet (objects.es). «Pensé que no era suficiente así que vendí unas oficinas que tenía en México e invertí un showroom que he montado en la calle Sant Pere Mártir, del barrio de Gràcia» , cuenta. En un futuro la oferta se enriquecerá con más colecciones de piezas de otros ámbitos del diseño, como joyas, bolsos y saleros.

Alabada internacionalmente por la Torre de Oficinas Cube de Guadalajara (México), en la actualidad le llegan más propuestas de fuera de Catalunya, como el Caixaforum de Zaragoza y el edificio departamental del nuevo Campus de Viena. «Nos acaban de seleccionar para construir una universidad en Londres» , informa, siempre en plural cuando se refiere a su estudio. «Los arquitectos tenemos una mente estructurada y gran capacidad para resolver problemas. Debemos de tener más confianza en nuestras posibilidades. La base de todo es la seguridad y la paciencia» , argumenta.