restauración. ANIVERSARIO

El siglo del Tío Ché

La horchatería y heladería El Tío Ché celebra este fin de semana 100 años de vida con una fiesta, baile, concursos de dibujo y fotografía, relatos y degustaciones.

El Tío Ché. Rambla de Poblenou, 44. web:www.eltioche.es 

La fachada de la horchatería y heladería El Tío Che, el pasado jueves, en la Rambla de Poble Nou.

La fachada de la horchatería y heladería El Tío Che, el pasado jueves, en la Rambla de Poble Nou. / ricard cugat

1
Se lee en minutos
CRISTINA SAVALL
BARCELONA

Antoni Gaudí termina La Pedrera, se hunde elTitanic, Robert Falcon Scott alcanza el polo Sur, nacen el escritor Pere Calders y Alan Mathison Turing, el padre de la ingeniería informática, y Dinamarca, Noruega y Suecia declaran su neutralidad en caso de guerra. Todo se remonta a 1912, año en el que Joan Iborra, primero de las cinco generaciones que han regentado la horchatería El Tío Ché, deja Valencia rumbo a Barcelona a la espera del barco que le debía llevar a Argentina en busca de un futuro.

Ante la demora, recorre las calles cercanas al mercado del Born con una mesita y una jarra con zumo de chufa. «Xe, prova», repetía. Así fue como los vecinos le empezaron a llamar tío Ché. Joan se enamoró de Barcelona, olvidó su sueño de cruzar el Atlántico y abrió una horchatería cerca del mar, en el paseo Nacional, hoy paseo de Joan de Borbó, donde también servía leche merengada con el típico sombrero negro y la ancha camisa de los valencianos.

Noticias relacionadas

Su nuera Jerónima lavaba la chufa, la molía, la licuaba, la batía, la colaba y enfriaba, y cuajaba los helados a punta de brazo y buenas muñecas. En los años 30, los Iborra encontraron un céntrico local en el Poblenou, un barrio animado y obrero con vida en la calle. Y allí se fueron con sus especialidades.

El Tío Ché celebra hoy y mañana su siglo de vida en plena Rambla del Poblenou con una fiesta popular y varias actividades abiertas al público que acude al local. Un concurso infantil de dibujo, helados para todos los niños, cuentos, la actuación de Les Mamelles de la Vibria, traca, bailes, un concierto con New Kokodrillos y un certamen de fotografía. Y cómo no, el domingo, a las 12.00, horchata yfartonspara todos.