ÁLBUM DE LA CULTURA URBANA

El mapa de los grafitos

La fotógrafa Rosa Puig edita 'Barcelona graffiti', situado ya entre los libros más vendidos en las tiendas de los museos

Las pintadas de la nueva ola son más artísticas que reivindicativas

Rosa Puig, ante un grafito del Raval.

Rosa Puig, ante un grafito del Raval. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos
CRISTINA SAVALL
BARCELONA

Fotografías a toda página, sin pies de fotos, de lienzos en las paredes, de esa mutante galería al aire libre que tanta proyección internacional ha brindado a Barcelona entre los seguidores de las últimas tendencias delstreet art. La retratista Rosa Puig, hija y nieta de fotógrafos, ha publicado su segundo libro dedicado a los grafitos que emergen en las calles, mobiliario urbano y muros de Barcelona.

¿Para qué las anotaciones a pie de página, para qué datos y palabras si la mayoría de grafitos han desaparecido? «Es una selección de imágenes con interés visual, una reliquia por la variedad y la calidad de estos lienzos urbanos, la mayoría desaparecidos», se plantea Puig, arqueóloga de las distintas capas de la piel de una ciudad que ha andado y desandado cientos de veces en busca de esas efímeras expresiones artísticas que tanta controversia suscitan al navegar entre dos orillas: la del arte más vanguardista y la del vandalismo urbano.

Su mirada muestra la vitalidad creativa de Barcelona, que a principios del siglo XXI dejó asombrado al mundo al convertirse en la meca de los grafiteros.

Sixteart, Xupet Negre, Kafre y Zosen, entre otros, se hicieron un nombre con sus cuadros sobre piedra en las calles barcelonesas. «Hoy son artistas reconocidos que exponen en museos. Sixteaert, incluso, vende su obra en prestigiosas galerías de Londres y de Nueva York». El arte de la calle ha dejado de ser clandestino y despreciado. El Grand Plais de París dedicó una controvertida retrospectiva a grafiteros detag(firma) como Crash, Taki y Stayhigh. En el 2007, Barcelona se convirtió en la capital del arte urbano al invitar a 100 artistas de 17 países para decorar la ciudad con plantillas y aerosoles.

Barcelona Graffiti(Editorial Gustavo Gili) es un sentido homenaje a los artistas del aerosol y una manera de eternizar los años más potentes de esa Barcelona aún influyente en el panorama artístico.

Noticias relacionadas

Plantillas y fotocopias

En pocos días se ha convertido en uno de los libros más solicitados en las tiendas de museos.«El precio asequible (14,90 €) y su pequeño formato facilita que los turistas lo compren como objeto regalo fácil de llevar en un avión», valora la fotógrafa que capta el arte efímero, pintado de noche, contrarreloj y a escondidas, aunque las últimas tendencias son más artísticas que reivindicativas, imperando las plantillas y las fotocopias.