22 oct 2020

Ir a contenido

REORDENACIÓN DEL PASEO MÁS POPULAR DE LA CIUDAD

La Rambla tendrá un plan de usos específico

Barcelona estudiará durante un año y medio cómo equilibrar la convivencia entre vecinos y turistas

PATRICIA CASTÁN / Barcelona

Hasta el momento el plan de usos de Ciutat Vella declaraba la Rambla una zona especial pero nada más. Ahora, tras un acuerdo consensuado con el consistorio y todos los grupos de la oposición, el paseo más popular de la ciudad tendrá un trato especial y propio que se elaborará durante el próximo año y medio con el objetivo de encontrar el equilibrio entre la oferta turística y la vida vecinal.

En esa línea, el plan, que beberá del trabajo recopilado hasta ahora para llevar a cabo una reordenación de esta vía, busca que se renueve la cuota de techo de residencial real, ya que cada vez cuenta con menos vecinos en detrimento de visitantes que se alojan en apartamentos turísticos.
A lo largo de los próximos cuatro años se desarrollarán una decena de puntos en los que se considera prioritario actuar, como las terrazas y las pajarerías.

La nueva junta directiva de la asociación Amics de la Rambla, que ha presentado esta mañana los ejes de la nueva junta que preside Joan Oliveras, ha celebrado que con el consenso de todos los grupos se haya alcanzado una de las reivindicaciones históricas de la entidad: un plan de usos propio. Y una de las prioridades de esa junta, es conectar físicamente la Rambla i el Raval con la Diagonal y la Barceloneta. Oliveras ha afirmado que la zona se encuentra "aislada" por el "desastre urbanístico" de la plaza de Catalunya y ha planteado la posibilidad de acceder a la Barceloneta a través de un vaporetto.