celebración ciudadana

Un festival de luz animará las tres noches de fiesta de Santa Eulàlia

El ayuntamiento propone contemplar la belleza de 69 edificios iluminados

La Virreina rinde hoy tributo al inventor de la Font Màgica, que no funciona por obras

La fachada del Ajuntament, iluminada para la ’Festa de la Llum’, una previa del montaje para las fiestas de Santa Eulalia. / CARLOS MONTAÑES

2
Se lee en minutos
CRISTINA SAVALL
BARCELONA
                                                           
Edificio iluminado de especial interésEdificio iluminado de la ruta del modernismoOtros edificios iluminados

El primer gran festival de la luz que promueve el ayuntamiento nace hoy y durará hasta el domingo con el fin de animar las noches de las fiestas de Santa Eulàlia. Durante tres días Llum-BCN programa espectáculos eléctricos, además de iluminar 69 edificios, iglesias, murallas y monumentos. Entre ellos, las Drassanes, la Catedral, la iglesia del Pi, el Fossar de les Moreres, la Pedrera, la torre Agbar, la Casa Elizalde, el Molino, el Arc de Triomf, la basílica de Santa Maria del Mar, la Casa Batlló, el Castell de Montjuïc, el Institut Cartogràfic y el propio consitorio.

Barcelona es pionera en iluminación urbana no funcional desde que, con motivo de la Exposición Universal de 1929, el ingeniero Carles Buïgas ideara la Font Màgica de Montjuïc. Pero las fuentes de la avenida de Maria Cristina no estarán activas al estar en obras para reajustar la maquinaria de cascadas y luces.

No obstante, el Instituto de Cultura rinde esta tarde un homenaje a Buïgas en el Palau de la Virreina donde arquitectos, políticos y diseñadores de iluminación participan en la mesa redonda De les Fonts de Montjuïc al mapping i les façanes multimèdia. Sí se alumbrará el monumento a Colón, obra del padre del inventor de la Font Màgica, Cayetano Buïgas.

Cristina Castells, directora de servicios de energía y de calidad ambiental del ayuntamiento, coordina un operativo que, según ella, quiere consolidar a Santa Eulàlia como la gran fiesta de invierno de Barcelona. «Es un pequeño aperitivo, en próximas ediciones Llum-BCN será más ambicioso», anuncia. La idea es alargar del anochecer hasta la una de la madrugada la iluminación más espectacular de la ciudad, aunque puntos emblemáticos como la Sagrada Família y el Tibidabo se ajustarán a su horario habitual. «Rentabilizamos los recursos ya existentes aportando filtros de colores y proyecciones en espacios como la Virreina, las murallas y la plaza del Pi».

María Güell, asesora del festival y experta en iluminación urbana, insiste en que este año no se tira la casa por la ventana. «Siempre velamos por el ahorro energético y por no incrementar la contaminación lumínica, pero en próximos años la aportación artística será más atrevida».

Noticias relacionadas

ÉXITOS DE LA MERCÈ // El mapping, la proyección de imágenes en grandes superficies, cobra protagonismo desde que en el 2008 los festejos de la Mercè se sumaron a esta vanguardista tendencia. Por ello, Santa Eulàlia recupera hoy La casa màgica, la puesta en escena en tres dimensiones que en septiembre se exhibió con enorme éxito sobre la fachada del ayuntamiento. Y el Museu Frederic Marès acoge el espectáculo de Fausto Morales que se estrenó en la Ciutadella.

El festival de la luz tiene otro precedente llamado LumoBCN. Arquinset, la semana de la arquitectura de Barcelona, dedicó la edición del 2008 a la luz con un festival de intervenciones luminicoarquitectónicas sobre edificios. El objetivo es llegar al derroche de imaginación que caracteriza al célebre festival de Lyón.