20 sep 2020

Ir a contenido

SINIESTRO EN NOU BARRIS DURANTE LA MADRUGADA DE AYER

11 jóvenes heridos en Heron City al ceder la baranda de un párking

La valla no aguantó la presión del gentío que se precipitó al subir a un bus para ir de fiesta

ROSA MARI SANZ
BARCELONA

Once jóvenes resultaron heridos la pasada madrugada, ninguno de ellos de gravedad, tras romperse la barandilla de vidrio del aparcamiento del centro comercial Heron City (Nou Barris) y caer al vacío desde una altura de unos cinco metros. Las víctimas esperaban junto a centenares de personas para subir a un autocar que conectaba este complejo con unas carpas latinas de Sant Cugat del Vallès. Todo parece indicar que el vehículo se situó demasiado cerca de la protección del párking, dejando poco espacio para subir a jóvenes con muchas ganas de juerga, por lo que se produjo una aglomeración para acceder que acabó desencadenando la rotura de la valla y causando que una treintena de personas se precipitaran al vacío, según el consistorio.

Los hechos sucedieron hacia las 00.30 horas de ayer en el acceso al aparcamiento subterráneo por el paseo de Andreu Nin, en la esquina con la calle de Pintor Alzamora, frente a las tres discotecas latinas del complejo que están precintadas por diversas infracciones o incidentes. Desde estos cierres por parte del distrito de Nou Barris, es habitual que decenas de jóvenes hayan optado por salir de fiesta a unas carpas latinas de Sant Cugat, que disponen de un servicio privado de autocares gratuito que recoge a los clientes junto a ese aparcamiento, donde, pese a no tener parada establecida, la Guardia Urbana les permite encorchar y desencorchar al tratarse de un servicio discrecional, explicaron ayer fuentes del consistorio.

AUTOCAR MAL ESTACIONADO / Al parecer, la madrugada de ayer, cuando se preveía el traslado de unas 400 personas para celebrar Halloween, un autocar aparcó en el lugar habitual, con amplias aceras, y al llegar un segundo probablemente quedó estacionado muy pegado a la valla del párking, sin dejar apenas espacio para acceder a este, lo que podría haber provocado empujones y peleas entre los jóvenes para no quedarse sin plaza. De resultas de esta aglomeración la baranda del párking se rompió y una treintena de personas cayó al vacío, de las cuales 11 fueron trasladadas a centros sanitarios y el resto fueron atendidas en el lugar.

Nueve de las víctimas fueron dadas de alta ayer mismo, aunque dos chicas, de 15 y 16 años, permanecían ingresadas en el Hospital de Vall d'Hebron al haber sufrido heridas de mayor consideración. La menor de ellas tuvo que ser intervenida por un corte profundo en la pierna y se encontraba estable. La otra chica fue operada por cortes en la cara y en las piernas y ayer por la tarde estaba pendiente de pasar a planta.

La Guardia Urbana y los Mossos han abierto una investigación para aclarar el siniestro, así como para confirmar, como explicó una testigo a Efe, que el suceso estuvo precedido por una pelea multitudinaria.