MUSEU PICASSO

Un gótico más actual que el 'Guernica'

LA BRUJAS DEL SUR3 Josep Puig i Cadafalch dijo que la entonces decadente calle de Montcada, bien remozada, podía convertir a Barcelona en una suerte de Núremberg o Brujas del sur. El proyecto se realizó con tanto celo que Brujas es hoy la Barcelona del norte.

LA BRUJAS DEL SUR3 Josep Puig i Cadafalch dijo que la entonces decadente calle de Montcada, bien remozada, podía convertir a Barcelona en una suerte de Núremberg o Brujas del sur. El proyecto se realizó con tanto celo que Brujas es hoy la Barcelona del norte.

1
Se lee en minutos

La sede del Museu Picasso de Barcelona (calle de Montcada, número 15) es un singular homenaje alGuernicadel pintor malagueño, es decir, un perfecto caos de imágenes en principio inconexas.

Noticias relacionadas

La calle de Montcada fue el domicilio de algunas de las más adineradas familias de la Barcelona medieval, pero una lenta decadencia de esa vía urbana propició a que a lo largo del siglo XIX las casas fueran readaptadas para alojar a inquilinos en régimen de alquiler.

Deshacer el camino equivocado es lo que las autoridades municipales se propusieron a partir de 1953, cuando adquirieron la Casa Berenguer de Aguilar, uno de los inmuebles que hoy conforman el Museu Picasso. Pilotó la operación el arquitecto municipal Adolf Florensa, que en 1959 intuía que la calle podía convertirse «en otro barrio ciudadano de prestigo con solo restaurar algunas casas, especialmente sus fachadas y patios». Vistos los resultados, se quedó corto al definir el proyecto. De repente hubo galerías con arcos donde antes solo había aburridas paredes. Las célebres ventanas coronellas que tanto gustaban a Domènech i Montaner también fueron profusamente replicadas. El resultado es visitado por miles de turistas cada día sin que puedan distinguir que hay de nuevo y que hay de antiguo en la calle de Montcada, pues con ese propósito se realizó la restauración. Así, elGuernica(1937) resulta ser más antiguo que el gótico de los 50 del Museu Picasso.