18 sep 2020

Ir a contenido

La respuesta del barrio

La mafia china de prostitución escondía droga en una cuna

J. G. ALBALAT
BARCELONA

La mafia china desarticulada en Barcelona no solo obligaba a mujeres a prostituirse, sino que presuntamente también traficaba con droga. Fuentes cercanas a la instigación aseguraron ayer a este diario que los Mossos d'Esquadra llegaron a encontrar sustancias estupefacientes escondida en una cuna de bebé y con el menor durmiendo en ella. Los agentes, según las mismas fuentes, también hallaron algunas pastillas.

Esta actividad delictiva ha sido descubierta a raíz de la operación policial contra un grupo activo de ciudadanos de origen chino que se dedicaban a la prostitución ilegal y también al tráfico de seres humanos o inmigración irregular. La jueza de Barcelona que investiga el caso ha encarcelado a 33 personas de las 39 que fueron detenidas. Cinco arrestados están en libertad con cargos.

TARJETAS DE CRÉDITO / En los próximos días serán excarcelados algunos implicados en la trama, ya que la investigación se ha dado por finiquitada y ha desaparecido el riesgo de que destruyan pruebas. Las mujeres explotadas sexualmente forman un grupo no demasiado numeroso. Según fuentes de la investigación, entre ellas hay una menor identificada. De las conversaciones registradas por la policía se desprende que podrían haber más adolescentes captadas por la red. Los Mossos también han descubierto que algunos miembros de la trama también se dedicaban a la falsificación de tarjetas de crédito, con el consiguiente beneficio económico, y de pasaportes.