PROSTITUCIÓN EN LA CALLE DE PETRITXOL

Trias: "Esto pasa en Barcelona y es inadmisible"

El alcalde reclama un cambio de la ley de extranjería para luchar contra las mafias y atender a las víctimas

Propone sancionar al cliente y reclama concienciación ciudadana sobre el "esclavismo del siglo XXI"

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

El alcalde de Barcelona,Xavier Trias, ha asumido que laprostitución callejera existe en Barcelona pero reclama uncambio legislativo y deatención a las víctimas para luchar contra ella. "Esto pasa en Barcelona, no lo podemos negar, pero es inadmisible", ha afirmado en una entrevista a Rac1, a propósito de la denuncia sobreprostitución callejera en la calle de Petritxol que hace este martes EL PERIÓDICO.

Trias ha pedido al Gobierno un cambio en la ley de extranjería para luchar contra lamultirreincidencia que permite que las prostitutas --"casi todas inmigrantes ilegales"-- vuelvan a la calle después de ser detenidas. "No podemos tener inmigrantes ilegales practicando la prostitución, que se las detenga en Petritxol, las lleven a la comisaria de Via Laietana, las acusen de faltas, les pongan una multa que no pagan y no las puedas ni devolver a su país ni atenderlas desde servicios sociales".

El alcalde ha llegado a sugerir que las lleven a la comisaria de Les Corts "porque les caerá más lejos".

"Hay que darles la oportunidad de que salgan del circuito, la mayoría están explotadas por mafias criminales que trafican con las personas. Es el esclavismo del siglo XXI", ha sentenciado.

Ni legalizable ni defendible

Noticias relacionadas

Para el alcalde de CiU, la prostitución no es ni legalizable ni defendible, y es necesario cambiar la mentalidad de las personas y aplicar la normativa de Barcelona que permite sancionar al cliente. "No hay que tolerarla porque sea el oficio más viejo del mundo. No es moralismo, que vayan a ver a las chicas y les cuenten cómo viven. Es un tema de sensibilidad humana. La gente que pide lalegalización de la prostitución no sabe lo que dice".

Trias propone más constancia. "La constancia lleva al éxito. Poner la Guardia Urbana en el metro ha hecho reducir los delitos, porque hay gente que cuando la aprietas se va".