29 may 2020

Ir a contenido

CONFLICTO CIUDADANO POR EL FUNCIONAMIENTO DE UN RESTAURANTE

Esplugues permite ahora reabrir el 'wok' que cerró por presión vecinal

Pimec y el consulado arropan a la familia que hizo cambios mínimos tras las quejas por olores

El ayuntamiento avala el local tras el suicidio del comerciante chino agobiado por las inspecciones

DAVID PLACER
BARCELONA

el Ayuntamiento de Esplugues ha otorgado esta semana el permiso para la reapertura del wok Han, en el número 6 de la calle de Josep Anselm Clavé, después de que el suicidio de su propietario, agobiado por las denuncias vecinales por olores y las inspecciones municipales, encendiera la ira de la comunidad china que organizó tres protestas consecutivas frente al ayuntamiento.

Los abogados de la familia, la patronal catalana de la pequeña y mediana empresa, Pimec, y los grupos políticos municipales denunciaron un «exceso de celo» en la aplicación de las normas. El hecho de que dos vecinos del bloque mantuvieran una relación laboral con el ayuntamiento levantó las suspicacias de prevaricación y tráfico de influencias, algo que siempre rechazó el gobierno local presidido por Pilar Díaz (PSC). Los responsables municipales aseguraron que en todo momento actuaron dentro de la ley.

La semana pasada los técnicos del ayuntamiento realizaron una nueva inspección del local y comprobaron que no había olores molestos, por lo cual decidieron levantar el acta de clausura que habían impuesto en diciembre pasado alegando este tipo de problemas. «El único cambio que hemos hecho es quitar una freidora e instalar una entrada de aire. Eran cosas menores porque las inversiones fuertes, como recubrir por completo la chimenea para evitar la fuga de olores ya las habíamos hecho antes de lo que ocurrió con mi padre», explica You Zhou, hijo del fallecido, de 19 años, que tomará las riendas del negocio.

La familia asegura haber invertido unos 300.000 euros para resolver los problemas de olores a comida y está convencida de que los vecinos querían cerrar a toda costa el wok porque creían que ese tipo de local restaba categoría a sus pisos de 300.000 euros recién comprados.

DECISIÓN POLÍTICA / La familia del fallecido, el consulado chino, la Federación de Empresarios Chinos en Catalunya y la patronal Pimec organizaron ayer una rueda de prensa para comunicar la noticia. «Me siento contento por la reapertura del local, pero en el fondo estoy indignado porque el ayuntamiento actuó en este caso al borde de la legalidad», dijo Alejandro Goñi, presidente de Pimec Comerc.

Roger Pons, líder del grupo municipal de CiU de Esplugues, aseguró que el permiso de reapertura es una decisión política del PSC que ahora que ha perdido la mayoría absoluta depende de otras formaciones para formar gobierno. «Necesitan cerrar los frentes abiertos y este era uno de ellos. El local está prácticamente igual que hace unos meses cuando lo cerraron. No ha habido obras ni inversiones sustanciales. Lo que ha cambiado es el criterio del ayuntamiento», dijo el concejal.

La vicecónsul de China en Barcelona, Yanjun Li, afirmó que el consulado ya se había puesto en contacto con el Ayuntamiento de Esplugues para tratar el problema. «No pudimos hacer mucho, así que dejamos el tema en manos de los abogados, de la asociación de empresarios y de Pimec», dijo la vicecónsul.

Pese a poder abrir de inmediato, la familia aún no ha decidido cuándo lo hará ya que todavía no se ha recuperado emocionalmente.