SEGURIDAD EN el TRANSPORTE PÚBLICO METROPOLITANO

Los Mossos detectan 150 ladrones al día en el metro

Los 80 agentes que vigilan la red hacen de media 2 detenciones y 5 denuncias diarias

El jefe del grupo policial dice que hay 90 reclamaciones cada jornada

Dos jóvenes siguen a una turista, ya en el vagón, e intentan robar en su bolso en Jaume I, en abril del 2010.

Dos jóvenes siguen a una turista, ya en el vagón, e intentan robar en su bolso en Jaume I, en abril del 2010. / ARCHIVO / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO
BARCELONA

En el conjunto de la red de transporte metropolitano de Barcelona, los Mossos d'Esquadra reciben cada día 90 denuncias por robo, 60 de ellas por acciones cometidas en las instalaciones del metro. El intendente jefe del Àrea Regional de Transport Urbà, Xavier Serrano, ha revelado a Europa Press que según datos de los 80 policías de uniforme y de paisano que actúan a sus órdenes, en el suburbano actúan diariamente unos 150 ladrones. Añade, sin embargo, que la cifra fluctúa mucho porque la mayoría tienen una alta movilidad. Este grupo de mossos realizan una media diaria de dos detenciones (in fraganti o con testigos y por coger más de 400 euros), cinco denuncias (por llevarse menos de 400 euros) y 78 identificaciones.

Las víctimas de estas acciones, según las cifras del 2010 divulgadas por Serrano, son especialmente turistas, «el objetivo predilecto» de los carteristas que se mueven por las estaciones más céntricas y concurridas de la capital. Los visitantes sufren más el acoso de los ladrones porque acostumbran a llevar encima más dinero y pertenencias, están más despistados y porque llegado el día del juicio es muy posible que no acudan a la vista, detalla el responsable policial.

ESTACIONES CONFLICTIVAS / En el mapa del metro, los puntos calientes de los rateros son las estaciones con varias líneas de Passeig de Gràcia, Catalunya, Urquinaona, Sagrada Família, Diagonal y Espanya. En verano, son también conflictivas las de la L-4 que dan a la playa como Ciutadella, Barceloneta y Bogatell. En Rodalies, el lugar donde según los Mossos se cometen, y de largo, más sustracciones es la estación de Sants.

En la red de transporte el grupo policial de Serrano realizó en el 2010 casi 31.000 actuaciones: 687 detenciones, 1.867 denuncias y 28.467 identificaciones. En los primeros cuatro meses del 2011, las cifras son: 285 arrestos, 533 denuncias y 9.626 identificaciones. Frente a la magnitud de estos números, el intendente recuerda que cada día cogen el metro 1,2 millones de personas y que en toda la red metropolitana de transporte, los pasajeros llegan a los tres millones diarios. En las horas punta, añade, en el metro hay 135 trenes circulando a la vez.

Noticias relacionadas

Serrano admite que los hechos delictivos que ocurren cada día en el suburbano «siempre serán muchos» y aunque cree que lo ideal sería erradicarlos, ve muy complicado reducir aún más los robos con esta cifra de viajeros. «Requeriría una barbaridad de gente poder controlar este volumen de pasajeros», asegura.

Las acciones delictivas que se cometen en el metro son en su mayoría hurtos, el 90%, y solo en unos pocos casos ocurren robos con violencia, con un promedio que no llega al 1,5%. El intendente explica que los ladrones utilizan básicamente dos sistemas. Uno es el tapón, que consiste en crear una aglomeración ficticia para que la víctima quede aprisionada entre el grupo y así hacerle la pinza y quitarle la cartera u otros objetos de valor. El segundo es la distracción, con variantes, pero en el que generalmente un ladrón disfrazado de turista usa un plano para avasallar a preguntas a su objetivo y distraerle mientras otros actúan.