construcción de la línea más larga del suburbano

El Govern frena las obras de 5 estaciones de la L-9

El tramo entre Collblanc (L-5) y el aeropuerto se abrirá a finales del 2012

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
BARCELONA

El Govern de CiU ha dado más pistas de cuál será la incidencia del recorte de las inversiones en el macroproyecto de la L-9/L-10 del metro. En la primera visita delconsellerde Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder, al túnel, a la que asistió solo uno de los diarios que se editan en Barcelona así como la televisión autonómica, se anunció la ralentización de obras en cinco estaciones situadas en zonas con poca población.

Se trata de las futuras paradas de Muntanya y Manuel Girona, en el tramo central y aún no iniciadas; de la de Motors, en la Zona Franca y que debe dar servicio al futuro barrio de la Marina del Prat Vermell; la de Eixample Nord, en El Prat y donde en un futuro ahora lejano deben construirse muchas viviendas; y la de Cituat Aeroportuària, en la zona del aeropuerto en la que también en un futuro indeterminado han de instalarse empresas y servicios.

Noticias relacionadas

Fuentes del departamento explicaron ayer que se empezará a reducir el gasto por aquí ya que son zonas en las que las paradas no tendrán una utilidad clara durante varios años, al menos hasta que los grandes proyectos urbanísticos para las que fueron proyectadas no se empiecen a hacer realidad.

El objetivo es que el tramo de la línea con las obras más avanzadas, entre la T-1 del aeropuerto y la estación de Collblanc (enlace con la L-5), incluido el ramal de la Zona Franca donde aún trabaja una tuneladora, se abra «a finales del 2012».