Transformación del litoral

El futuro puerto de los pescadores abierto a BCN se hará en 5 años

Avanza también el proyecto de la dársena deportiva del Hotel Vela y el tramo peatonal de Joan de Borbó

El ayuntamiento aprueba el plan de la autoridad portuaria de reforma del muelle y de la nueva lonja

3
Se lee en minutos
RAMON COMORERA
BARCELONA

La apertura urbanística y vivital de Barcelona al mar tras décadas de darle la espalda se inició con la recuperación del litoral en los años de los Juegos. Este ha sido y sigue siendo un proceso lento acorde con la magnitud de los cambios. Se recuperaron muchas playas, el Port Vell y el Moll

de la Fusta y se hicieron la Vila y el puerto olímpicos. Más tarde vino el Fòrum y después el proyecto polémico de la Nova Bocana, con el rascacielos del Hotel Vela en primera línea de mar rompiendo de forma rotunda el horizonte. La operación quema ahora nuevas etapas con la aprobación municipal de dos planes. El primero, la reforma y apertura a la ciudad de las viejas instalaciones del muelle de Pescadors, plan anunciado ya en el 2006 por la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) que ahora se podría realizar en cinco años. El segundo, la construcción de la dársena deportiva de la Nova Bocana y de su entorno.

La teniente de alcalde Assumpta Escarp anunció ayer el visto bueno de la comisión de gobierno a unos planes que desarrollará en los próximos años la APB en colaboración con operadores privados. Tras este paso será el último pleno del mandato el que aprobará definitivamente la planificación. Escarp destacó que con ambos proyectos aumentará la relación ya fluida de la ciudad con el puerto, aunque insistió en que será la APB quien los haga realidad.

POR ETAPAS / El plan del muelle de Pescadors se ejecutará manteniendo la actividad de la flota y de la lonja actuales. Para ello se actuará en cuatro etapas. En la primera se construirá la parte del nuevo edificio multifuncional que corresponde a la nueva fábrica de hielo. Acto seguido se derribarán las dependencias donde se produce ahora este imprescindible conservante del pescado. Después se abordará el resto del inmueble que incluye la lonja, un restaurante abierto y una pasarela para las visitas ciudadanas. Por último, se demolerá el viejo recinto donde se subastan en la actualidad las capturas y se urbanizará el espacio público que se ganará en su entorno.

Con los cambios, la histórica y catalogada Torre del Rellotge, construida en 1772 y usada como faro del puerto hasta mediados del siglo XIX, quedará en la zona abierta y podrá ser visitada libremente. La pasarela-rampa unirá este sector público con el primer piso del nuevo edificio. Asimismo, se prevé crear un punto de atraque en la confluencia de los muelles de Pescadors y Balears para uso de futuras conexiones marítímas de la zona, desde el Maremàgnum a la Barceloneta.

LICITAR LAS OBRAS / Una vez aprobado el plan urbanístico, la APB encargará los proyectos constructivos con la intención de licitar por partes las obras a finales de este año o principios del 2012. La intención, según explicaron ayer fuentes de la infraestructura, es que el proyecto siga adelante ajeno a posibles recortes inversores. Esta reforma ya fue presentada en el 2006 por el entonces presidente de la APB Joaquim Coello. Desde entonces no había avanzado, aunque en estos años se ha completado la reestructuración de la flota con el desgüace de las barcas pequeñas y poca actividad.

En el caso de la Nova Bocana, la APB también prevé sacar a concurso entre finales de este año y principios del 2012 la construcción y explotación de la dársena deportiva que tendrá 150 amarres en el agua y 250 en tierra en un aparcamiento en altura para barcas de pequeñas dimensiones. El plan incluye el edificio de oficinas y servicios de la dársena, la urbanización para uso peatonal del tramo final del paseo de Joan de Borbó y la construcción de un mirador. Estas obras, según la APB, se harán a continuación de las del puerto.

Noticias relacionadas

Ver videocomentario en

http://epreader.elperiodico.com