Ir a contenido

protesta de un CENTRO EN PRECARIO EN SANT ANDREU

La escuela La Maquinista exige ubicación definitiva

El colegio se levantó en barracones en el 2008 y no tiene solar donde ser construido

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

«Si no sabemos ni dónde va a construirse el colegio no podemos ni siquiera presionar para que empiecen las obras», señala Marta Píriz, presidenta del ampa de la escuela La Maquinista, en Sant Andreu, quien ayer se concentró junto a un nutrido grupo de padres frente a la sede del distrito para exigir soluciones. La Maquinista es un colegio público de nueva creación levantado en barracones en el 2008, que en la actualidad acoge a alumnos de P-3, P-4 y P-5, pero que se irá ampliando hasta llegar a sexto de primaria. «El espacio actual no nos permite físicamente estar más de cuatro cursos. El año que viene debería ser el último en barracones y aún no sabemos dónde se construirá la escuela», relata Píriz.

La peculiaridad de este centro es que -a diferencia del resto también en barracones en la ciudad-, este no es que no tenga proyecto ejecutivo o presupuesto, sino que ni siquiera cuenta con un terreno donde levantarse. Llevan más de dos años pendientes de una sentencia del Tribunal Supremo, ya que el solar de la calle de Ferran Junoy cedido por el ayuntamiento para acogerlo está en litigio con la propiedad, al tratarse de una expropiación. Las últimas noticias municipales apuntan a que el tema de desencallará en mayo, pero, de momento, sigue parado.

Al eternizarse esta situación, el ampa solicitó un cambio de ubicación para agilizar la situación. Tras infinidad de reuniones y manifestaciones, la propuesta que parecía más viable era la de ubicar el centro en el cercano parque de la Maquinista, zona verde que debería recalificarse como edificable. El 17 de enero representantes municipales se comprometieron a estudiar la posibilidad de ubicar el centro en ese lugar y a dar una respuesta «en un mes».

Los padres aprovecharon ayer el pleno de distrito para exigir la respuesta que esperan. La concejala, Gemma Mumbrú, les recibió antes del pleno, y apuntó como opción «más viable» levantar el colegio definitivo en el terreno donde ahora están los barracones, negociando una ampliación -el terreno actual no es suficiente, y habría que adquirir solares adyacentes. El parque de la Maquinista queda, según la concejala, como plan B.

La situación de los otros centros en barracones en la ciudad es dispar. Mientras parece que la escuela Fluvià, en Sant Martí, va hacia adelante, el CEIP Mediterrània, en la Barceloneta, sigue estancado.