La previsión para este año

Tres supercruceros llevarán a BCN al récord de 2,5 millones de pasajeros

El puerto se consolida como el primero de Europa y el cuarto del mundo tras crecer el 9% en el 2010

Megabuques de Royal Caribbean, NCL y Carnival saldrán de la ciudad con más de 4.000 viajeros

Concentración de cruceros en la terminal del muelle Adossat de Barcelona, en octubre del 2009.

Concentración de cruceros en la terminal del muelle Adossat de Barcelona, en octubre del 2009. / archivo / joan puig

3
Se lee en minutos
PATRICIA CASTÁN / Barcelona

Ajenos al letargo del consumo, los cruceros están más de moda que nunca y la mayoría de quienes los prueban repiten o incluso se hacen adictos. A estos ingredientes súmenle el tirón internacional de Barcelona, su excelente puerto y el hecho de que estos viajes son los únicos en claro auge con o sin crisis. El resultado es que algunas de las principales navieras (Royal Caribbean, NCL y Carnival) han apostado por posicionar este año en la capital catalana a tres de los buques más grandes que navegarán esta temporada por Europa. Una decisión que catapultará a la ciudad a romper su propio récord y, si no hay contratiempos, alcanzar los 2,5 millones de cruceristas anuales, según avanzan fuentes de la Autoridad Portuaria de Barcelona. A día de hoy ya están previstas unas 862 escalas para el 2011, que superan ligeramente las del pasado año. La diferencia en viajeros la marca el volumen de las naves.

La responsable de cruceros de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Carla Salvadó, apunta que las previsiones son claramente al alza ante la incorporación de esta nueva oferta que sustituye a buques menores, aunque los números finales dependerán de que se logre llenar los barcos. Las navieras, no obstante, señalan que las reservas invitan al optimismo y se están haciendo con mayor antelación que otros años.

El cierre del 2010, con 2,347 millones de pasajeros (un 9% más que en el 2009), ya consolida al puerto como primero de Europa y cuarto del mundo (detrás solo de los de Florida, en EEUU) y deja constancia de que la progresión de la ciudad no es flor de un día. Incluso con la economía en sus horas más bajas, los muelles (en especial el Adossat) han alojado a barcos de todas las navieras y clases, un 55% de los cuales inician y/o acaban ruta en Barcelona, un hecho importante ya que genera un gran flujo turístico. Y es que quienes zarpan en aguas barcelonesas suelen hacer unos días de estancia en la metrópolis, alojados en sus hoteles. El resto, hacen rentables escalas de unas horas.

Más allá de su impacto en la economía local, el sector ha convertido a Barcelona en referente. Un estudio estadounidense sobre tendencias turísticas para el 2011 refleja que a nivel internacional el tercer puesto en reservas lo ocupan los cruceros por el Mediterráneo (solo superados por el Caribe y México). En este sentido, cabe destacar que Barcelona escala del tirón 10 puestos hasta alcanzar el 20° en las prioridades de los estadou-

nidenses. A nivel europeo, se revela como puerto de partida deseado por comodidad, puntos de interés y clima.

ECLOSIÓN / El cóctel de circunstancias ha llevado a una de las reinas del sector, Royal Caribbean, a traer en abril al que hasta hace poco fue el mayor barco del mundo (junto a dos gemelos), elLiberty of the Seas, un gigante de 160.000 toneladas con capacidad para hasta 4.300 viajeros (en función de si los camarotes se ocupan con dos o más personas) que tendrá 32 salidas con cruceristas llegados de todo el mundo. Y que será un poderoso reclamo para los españoles que buscan novedades.

Noticias relacionadas

AlLibertyse suma otro plato fuerte, el modernísimoEpicde Norwegian Cruise Line, con capacidad para hasta 5.200 pasajeros (más tripulación) y que realizará 24 salidas para rutas de siete días, de mayo a octubre. Y, como colofón, se agrega el regreso a Barcelona, tras dos años de ausencia, de la poderosa naviera Carnival, que se traerá el novísimoMagic, su mayor buque, para hasta 4.631 pasajeros, gran reclamo para los viajeros norteamericanos.

Sin olvidar la oferta continuada de los españolizados buques de Pullmantur e Iberojet y la creciente presencia de navieras tan potentes como Costa Cruceros (tan solo elConcordiahará 42 escalas) y MSC (otro tanto para elFantasía), más el empuje de Holland America y Princess.