Entrevista con Anderson Pérez, vecino de l¿hospitalet pendiente de desahucio

«La ley no nos protege, al contrario, nos machaca»

«La ley no nos protege, al contrario, nos machaca»
2
Se lee en minutos
DAVID PLACER
L'HOSPITALET

Anderson Pérez, un trabajador de la construcción en paro nacido en la República Dominicana, perderá su piso el 9 de febrero. Acudió a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca para buscar ayuda y asesoría legal. Además de quedarse sin casa, teme que su familia herede una deuda de por vida.

-¿Cómo llegó a esta situación?

-Hace 5 años hice una hipoteca de 303.000 euros por un piso escriturado de 50 metros cuadrados. Me ganaba muy bien la vida como responsable de obra, incluso pude comprar alguna propiedad en mi país, pero dejé de conseguir trabajos, no podía pagar y comencé a endeudarme.

-¿Intentó negociar el pago?

-Sí, pero solo he recibido negativas de Caja Madrid. No quisieron reconocer mi derecho al desempleo y me quieren cobrar una fortuna, creo que más de 100.000 euros por gastos de juicios. Ya no quieren hablar conmigo, dicen que me entienda con los abogados. Yo no soy una persona para ellos, soy 300.000 euros.

-¿Cómo acudió a la plataforma?

-Leí en un periódico latino que ayudaban a los afectados. Creo que es interesante la lucha que hacen para cambiar una ley que no nos protege, nos machaca. Los gobiernos gastan fortunas para salvar a los bancos y nadie me da ni una pequeña ayuda para ayudar a pagar la hipoteca a los que no tenemos trabajo.

-¿Teme que pueda quedar arruinado de por vida?

-Me han anulado como persona, he tenido muchos problemas familiares por este tema, porque hay gente que me avala y tengo problemas hasta para dormir. Yo soy pobre, crecí en un barrio paupérrimo donde veía hasta tres muertos por semana y no me da miedo la pobreza, pero alguien que nunca haya estado abajo y se vea como yo sí puede cometer cualquier locura.

-¿Se arrepiente de haber comprado un piso en España?

-No, porque la vivienda es algo básico y siempre he tenido ambición de tener mis propias cosas. Si he trabajado duro es porque algún día quiero dejarle algo a mis hijas pequeñas. Si vives de alquiler, tarde o temprano estás tirando tu dinero y nunca tendrás seguridad de vivir tranquilo cuando te haces mayor.

-¿Cómo ha luchado contra esta situación?

-Estoy encima de la abogada, pero ya ni responde a las llamadas. He pedido ayuda en todas partes y solo he obtenido media beca de comedor para las niñas. No he podido pagar el gas, tengo el aguapinchadaporque tengo que seguir viviendo.

Noticias relacionadas

-¿Qué le queda por hacer?

-Iré a donde haya que ir. Intentaré cambiar de abogado, manifestarme frente al banco o donde sea, trabajar de cualquier cosa. Como dijo el Che Guevara, prefiero morir de pie que vivir arrodillado.