INICIATIVA DEL ARZOBISPADO EN EL MONUMENTO MÁS VISITADO

La Sagrada Família se verá gratis los sábados de enero

Puertas abiertas 2 meses después de acabar la espectacular nave central

Interior de la nave central del templo de la Sagrada Família.

Interior de la nave central del templo de la Sagrada Família. / JOAN CORTADELLAS

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
BARCELONA

El arzobispado de Barcelona y el patronato del templo de la Sagrada Família han decidido finalmente levantar de forma temporal la barrera de peaje del monumento. Los ciudadanos podrán contemplar durante cuatro días del próximo mes de enero sin rascarse el bolsillo la nueva y espectacular nave central del edificio católico que iniciara el arquitecto modernista Antoni Gaudí hace ya 128 años. Dos meses después de dar por acabado, y de estrenar con la ceremonia del Papa, el arquitectónicamente suntuoso espacio interior, se organizarán unas jornadas de puertas abiertas. Los barceloneses verán así en directo el bosque petrificado de columnas anegado de luz cenital que la retransmisión televisiva del 7 de noviembre descubrió para todo el mundo.

El ahorro de los 12 euros que vale una entrada ordinaria al monumentoa (al margen de los 2,5 que deben abonarse además si se quiere subir en ascensor a las torres de las fachadas del Naixement o de la Glòria) se producirá los próximos sábados 8, 15, 22 y 29 de enero.

ENTRADA POR MARINA / Estos días, el templo abrirá sin restricciones las puertas habitualmente cerradas de la calle de la Marina (las situadas frente a la única fachada original del templo que construyó el propio Gaudí, la del Naixement). Los turistas que visitan el edificio católico acceden habitualmente a él por las taquillas ubicadas en la calle de Sardenya, donde se encuentra la fachada de la Glòria y también las esculturas de Josep Maria Subirachs.

Noticias relacionadas

Desde el estreno en noviembre de la nave central, el templo solo ha acogido un acto religioso. Fue la misa de libre acceso celebrada el pasado sábado por el arzobispo Lluís Martínez Sistach que llenó el recinto con 5.000 personas sentadas y otras 1.000 de pie. La afluencia de creyentes y curiosos desbordó las previsiones y obligó a cerrar las puertas, lo que generó algunas quejas.

La Sagrada Família es el monumento más visitado de España. En el 2009 fueron 2,3 millones las personas, mayoritariamente extranjeras, que lo recorrieron. La explosión turística que ha vivido Barcelona desde la celebración de los Juegos del 92 ha cuadruplicado los visitantes a un templo convertido ya en un símbolo internacional de la ciudad.