entrevista con el actor y artista

Nico Baixas: «Para un artista, Barcelona es muy desagradecida»

Nico Baixas: «Para un artista, Barcelona es muy desagradecida»

MARA Sánchez-Renero

Se lee en minutos

CRISTINA SAVALL
BARCELONA

Nico Baixas (Barcelona, 1971) siente fascinación por las manos desde que de niño observaba la agilidad de su madre moviendo los hilos de los títeres. The Private Space Gallery acaba de inaugurar Chiromorphose, su exposición sobre las mil formas que cobran unas manos.

-¿Por qué le atren las manos?

-Mis abuelos maternos eran sordos. Existe un sentimiento de injusticia hacia la gente que trabaja con las manos. La inteligencia está asociada con las palabras. En nuestra sociedad se valora más lo que dices que lo que haces. La expresión gestual es un idioma universal. Está claro que los discapacitados deben convertirse en mejores personas y más inteligentes para poder superarse. Por eso me gusta sobrepasar límites.

-¿Como el de buscar cientos de formas surgidas de las manos?

-Las manos hacen cosas de las que no somos conscientes. Es una parte del cuerpo diseñada para generar gran cantidad de formas. He desarrollado la exposición desde un punto de vista conceptual, puramente escultórico. Examino las manos como un cuerpo extraño, buscando sus límites. A partir de ahí, he compuesto siluetas de la naturaleza: caracolas, corales, insectos, flores, huesos...

-Asegura que las figuras que genera con las manos comparten los mismos patrones matemáticos inherentes a la naturaleza.

-Me refiero a la proporción áurea. Descubrí que la proporción entre los huesos de los dedos coincide con los números Fibonacci, relacionados con lo que los griegos y renacentistas consideraban el ideal de belleza. Son los equilibrios matemáticos de las flores, de las galaxias, de los árboles, de casi todo.

-Mara Sánchez-Renero ha realizado mil fotografías de sus manos De esta simbiosis surge la exposición y el libro.

-La idea es catalogar todas las formas que podemos llegar a hacer con las dos manos. He llegado a archivar más de mil. Nadie lo había intentado antes. Quería inmortalizar el trabajo. Busqué a un fotógrafo y así conocí a Mara. Sus fotos logran otra dimensión.

-¿Es complicado ser artista en Barcelona?

-Para trabajar es una buena ciudad, pero muy desagradecida a la hora de abrirte camino. Debes sentir pasión por lo que haces, no puedes esperar nada a cambio.

-¿Qué le inspira?

-La creatividad y el arte me han cambiado la vida. Necesito expresarme y pensar que eso puede servir para cambiar otra vida.

-The Private Space más que una galería es un punto de encuentro para los amantes del arte.

-Es realmente mágico, diferente. La gente de Barcelona debería conocerlo. Es un trampolín para los artistas, una apuesta valiente.

Te puede interesar

-Como actor ha trabajado en Rec 2 y en la serie El cor de la ciutat.

-Me gano la vida como actor. Pero me considero más performer, que consiste en ser tú mismo encima de un escenario. Para lanzar esta exposición he malvivido cuatro años. Todo lo que he ganado lo he invertido en este proyecto.